Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Hay testigos de ataques sexuales en la Isla Nena

04/04/2012 |
Luego que Primera Hora revelara la posible violación de la estadounidense de 29 años, el pasado fin de semana dos testigos oculares decidieron precisar a este diario que las autoridades saben de otros dos incidentes similares. (Primera Hora / Teresa Canino Rivera)  
El testigo también tiene conocimiento del caso de una turista menor de 15 años que aparentemente sufrió agresión sexual el 27 de diciembre de 2011.

El Gobierno sabe, pero no habla de los ataques sexuales en el sector El Coco del barrio La Esperanza, en Vieques.

Luego que Primera Hora revelara que además de la posible violación de la estadounidense de 29 años, el pasado fin de semana, hubo otros dos casos, dos testigos oculares decidieron precisar a este diario que las autoridades saben de ambos incidentes.

En el primero, ocurrido el 15 de julio de 2011 en la calle Flamboyán, cerca de la playa El Coco, se implica a un policía que no hizo nada porque era familiar del agresor de la turista. Según narró a Primera Hora uno de los testigos oculares, que prefirió mantenerse en anonimato por seguridad, el agente — cuyo nombre fue dado a conocer a este diario— se movilizó a la escena, pero como resultó ser primo de la madre del joven que coincidía con la descripción que la perjudicada brindó sobre su agresor, ni siquiera preparó un reporte. “Fue porque eran familia”, aseguró el testigo, que tiene conocimiento del caso porque él mismo intentó ayudar a la turista agredida.

El testigo, que también tiene conocimiento del caso de una turista menor de 15 años que aparentemente sufrió agresión sexual el 27 de diciembre de 2011, contó a este diario que la adolescente apareció delirando en la playa, toda golpeada y con sangre en la cabeza y en su área genital.

El hombre dijo que la menor fue llevada al Centro de Salud Susana Centeno, de Vieques. Allí, aseguró, el médico de turno le tomó puntos de sutura en la cabeza a la jovencita. Tan pronto la adolescente regresó a la hospedería, la familia empacó sus maletas y se fue de la Isla Nena.

“Yo tengo conocimiento de ambos casos porque serví de intérprete a las víctimas. En el primer caso, la muchacha llegó toda pelada, herida, y explicó a la Policía que alguien le dio un golpe en la cabeza con un palo. Ella luchó fuerte porque el tipo trató de bajarle el bikini. Ella logró darle un codazo y zafarse del sujeto”, dijo el testigo a este diario.

En esa instancia, una persona que estaba en el lugar le sugirió a la Policía que interrogara a dos jóvenes que estaban en el patio de una residencia aledaña al área boscosa que lleva a la playa.

Los uniformados treparon a los jóvenes en la patrulla y los llevaron a donde estaba la víctima. Pero con los jóvenes también arribó al lugar la madre de uno de ellos, que resultó ser prima del policía investigador.

“No se hizo reporte policiaco y la muchacha, que estaba aturdida, dijo que no quería ir al hospital y se regresaron a su país”, sostuvo el testigo.

Este mismo confidente aseguró que en el caso de la menor de 15 años, ésta fue llevada al CDT de Vieques, donde se le tomaron puntos en la cabeza.

“Los padres regresaron con ella del hospital y se fueron de la Isla, pero sí estuvo en el hospital y eso tiene que estar documentado”, dijo el testigo.

Éste fue más allá al vaticinar que “cuando se enfríe la cosa, este sujeto va a atacar de nuevo. Su modo es de tres a seis meses”.

“Esto tiene que parar”

Un joven que vivió en Vieques hasta unos meses, pero que se fue a Estados Unidos por razones de trabajo, reclamó a este diario que “esto tiene que parar”.

A pesar de que se fue por razones laborales, al día de hoy no puede olvidar la tarde del 15 de julio de 2011 en la que se encontraba en la hospedería para la que trabajaba y llegaron por la puerta dos turistas que gritaban: “¡Ayuda, ayuda!”.

“Las turistas nos dijeron que a su amiga la habían golpeado por la cabeza y que la habían atacado en la playa y que estaba bien golpeada, que había sido un muchacho. Salí corriendo para la playa y se lo dije a más de 10 vecinos y todos nos fuimos por el área boscosa a buscarlo, pero no lo encontramos”, narró el joven.

El presunto agresor es flaco y vestía camisa blanca y pantalón blanco ese día.

“En Vieques, lo que hay es una complicidad entre la Policía y los malos. Es como un círculo bien cerrado”, aseguró el testigo.

Quizás por la falta de acción de la Uniformada en la Isla Nena, los propios ciudadanos tomaron en las manos la justicia en el caso de un violador.

El 3 de mayo de 2011, Luis A. Boury Acevedo, alias “Mangui” , de 52 años, apareció decapitado frente al campamento García.

Al hombre se le imputó la violación de una menor y todo apunta a que fue asesinado por órdenes del bichote.

Responde a tratamiento la turista

Por otra parte, el director del Hospital Universitario de Adultos, el doctor Ricardo Moscoso, informó que la joven turista de 29 años, estudiante de medicina, está respondiendo al tratamiento que le han establecido los neurocirujanos a su cuidado.

“Los familiares no han autorizado que se divulgue información específica de la joven. No obstante, podemos decir que el tratamiento que le han indicado los neurocirujanos está reflejando un progreso en la paciente”, dijo Moscoso.

Primera Hora supo que familiares se encuentran con la joven, pero se desconoce cuándo será dada de alta. Hasta ayer, las autoridades no habían podido entrevistarla.