Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Hermano de Junior Cápsula: Del crucero a la corte federal

11/23/2010 |01:05 p.m.
Jorge Luis Figueroa Agosto, fue arrestado en Saint Thomas donde disfrutaba de un crucero junto a su familia. (Primera Hora / Ana María Abruña Reyes)  
Las autoridades federales no han soltado prenda sobre las condiciones de su encarcelamiento.

Jorge Luis Figueroa Agosto, hermano del presunto narcotraficante José Figueroa Agosto, más conocido por “Junior Cápsula”, aparentemente se mantuvo alejado del  ojo avizor de los investigadores de la Policía de Puerto Rico, porque nunca figuró como objetivo de una investigación criminal, aunque por años se rumoró que el hombre mantenía una comunicación directa con el capo que se había fugado en la República Dominicana para dirigir su imperio de cocaína.

Figueroa Agosto compareció ante el magistrado federal en San Juan, Bruce J. McGiverin, para conocer los cargos que pesan en su contra por narcotráfico y lavado de dinero. Según las autoridades federales, el hombre podría enfrentar una sentencia mínima de diez años de cárcel y un máximo de cadena perpetua, al igual  que el resto de los detenidos, quienes fueron identificados como integrantes de  la banda de Junior Cápsula.

A la audiencia no compareció ningún familiar y el acusado en todo momento permaneció bajo la custodia de varios agentes armados.

A pesar de los vínculos que se han establecido entre Ángel M. Ayala Vázquez, mejor conocido como “Angelo Millones”,  y Junior Cápsula,  Jorge Luis nunca fue objeto de las autoridades locales, según se desprende de entrevistas realizadas a varias fuentes estatales.

No obstante, el hombre jugó aparentemente un papel fundamental en las operaciones del lavado de activos producto de los ingresos generados por los cargamentos de droga que la organización de Junior Cápsula enviaba a distintos puntos de los Estados Unidos, Latinoamérica y el Caribe. Las autoridades federales intentan expropiarle varios terrenos que aparentemente se compraron con dinero obtenido a través de la empresa criminal de su hermano.

Aunque la Fiscalía Federal aseguró que Junior Cápsula coordinaba las operaciones del lavado de dinero que se realizaban en Puerto Rico desde la República Dominicana, otras versiones apuntan a que Jorge Luis asistió a su hermano con viajes que éste realizó a la Isla durante los más de 10 años que permaneció fugitivo desde que se escapó junto con otros miembros de su organización de la antigua Penitenciaría Estatal de Río Piedras, en 1999, con órdenes de excarcelación fatulas.

“Coordinaba sus asuntos personales en la Isla. Le tenía los lugares para esconderse y dónde se podía mover, pero no era una persona que se ensuciaba las manos. Se cuidaba bien”, indicó una fuente de Primera Hora.

El pliego acusatorio federal identifica unas 20 residencias y 11 embarcaciones que estaban inscritas a varios miembros de la organización, incluyendo a Junior Cápsula, pero también se investiga si los miembros de la banda pudieron diversificar sus inversiones mediante la compra de otras propiedades fuera del Caribe.