Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La Policía y el FBI investigan el asesinato de policía municipal en medio de carjacking

Por Femmy Irizarry Álvarez 05/25/2019 |06:33 p.m.
Hasta ayer, viernes, se han reportado 228 asesinatos en lo que va de año. Para esta fecha, el pasado año, la cifra fue de 274. (Captura/Facebook)  
Si los sospechosos son procesados, podrían enfrentar la pena de muerte.

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Vega Baja trabajan “sin descanso y sin horas de salida” para -junto al Negociado Federal de Investigaciones (FBI)- esclarecer el asesinato  del policía municipal Jesús Marrero Martínez, de 37 años, ocurrido a la 1:50 de esta madrugada en Vega Baja

Si los sospechosos son procesados, podrían enfrentar la pena de muerte.

El teniente Reynaldo Jiménez, jefe del CIC, dijo esta tarde a Primera Hora que está bajando información y “continuamos trabajando sin parar. No vamos a descansar hasta que logremos hacerle justicia a este compañero”.


Mientras, siguen verificando las cámaras de seguridad del negocio donde ocurrieron los hechos, el Bar La Taberna ubicado en el barrio Playa Puerto Nuevo, que, aunque estaba cerrado, estaban funcionando.

También obtuvieron cámaras de distintos lugares de la ruta donde se cometió el delito.

Ya han entrevistado a familiares del agente así como los del presunto asaltante, José Edgardo Berríos Colón, de 21 años, que falleció en la escena.

Este no tenía récord criminal, según Jiménez.

El joven era uno de los tres sospechosos que intentaron robarle los autos a Marrero Martínez y a su amigo, el fiscal Pedro Berríos.

Estos llegaron armados, enmascarados y vestidos de negro al local. Fueron descritos como de unos 5 pies y 9 pulgadas de estatura.

El paradero de los otros dos individuos es desconocido y en los hospitales cercanos, al momento, no ha ingresado ninguna persona herida de bala.

A preguntas de Primera Hora de si Berríos -que resultó ileso- pudo describir a los individuos, este dijo que no porque “todo el tiempo lo tuvieron a raya en el piso, acostado”.

El teniente, que dijo que están corroborando toda la información que llega, explicó que al momento de los hechos Berríos se encontraba fuera, al lado del auto del agente, quien estaba en el interior de su Jeep Compact.

Aunque Berríos ya les había dado a los delincuentes las llaves de su auto, un Acura TSX, según la investigación preliminar Marrero Martínez resistió, iniciándose el intercambio fatal.

Cuando dispararon contra su auto, este recibió heridas en la espalda y el brazo derecho que le ocasionaron la muerte.

“Estamos trabajando con el FBI en conjunto. Nosotros sometemos el asesinato y ellos someten la tentativa de carjacking. Si se esclarece se va con agravantes por la muerte del policía y posiblemente le soliciten la pena de muerte”, advirtió Jiménez que entró a las 2:00 de la madrugada y a las seis de esta tarde todavía seguían trabajando.

El portavoz del FBI en Puerto Rico, Luis Rivera Santana, había confirmado esta mañana que se investiga el asesinato del policía que estaba de vacaciones y llevaba 16 años en la fuerza. A este le sobreviven su esposa y cuatro hijos.

La Escuadra de Crímenes Violentos del FBI y su Oficina Regional de Ponce llevan la pesquisa junto con la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Vega Baja y el fiscal Pedro Tomás Berríos.

Si usted posee información que ayude a esclarecer este crimen, puede comunicarse al 787-858-2666; al 787-343-2020 con el director de Homicidios, el teniente Juan Vázquez. También con el FBI de manera confidencial al (787) 754-6000 y  mediante la página web www.fbi.gov/tips.

De igual forma, puede llamar a la Policía de Puerto Rico al (787) 343-2020.

Regresa a la portada