Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Lutgardo Acevedo se declara culpable

Por Mariana Cobián 08/14/2014 |05:24 a.m.
Acevedo López se declaró no culpable el 2 de julio pasado ante el magistrado federal Bruce McGiverin. (Archivo)  
Admitió los hechos que se le imputan durante una vista esta tarde ante la jueza presidenta del Tribunal Federal en Puerto Rico, Aida M. Delgado Colón.

El contador público autorizado acusado por conspirar para sobornar a un juez estatal, Lutgardo Acevedo López, hizo alegación de culpabilidad por dos cargos en su contra, al tiempo que admitió los hechos que se le imputan durante una vista esta tarde ante la jueza presidenta del Tribunal Federal en Puerto Rico, Aida M. Delgado Colón.

Con semblante que reflejaba tranquilidad y con esposas en sus pies, pero no en sus manos, Acevedo López escuchó atentamente todas las preguntas que le hizo la jueza, a las que contestaba en su mayoría con la frase "Sí, su señoría", en inglés.

Acevedo López aceptó que pagó al juez estatal y coacusado Manuel Acevedo Hernández, del Tribunal de Aguadilla, sobre $54,400 en efectivo, además de hacerle regalos, pagar arreglos a su hogar, comprarle una motora, ropa, yuntas de camisa y costearle deudas con el Departamento de Hacienda a través del intermediario Ángel "Lito" Román Badillo, a cambio de ser favorecido en un caso criminal en su contra por homicidio negligente, del que salió absuelto.

Ante una sala parcialmente llena de familiares y allegados, se detalló que su abogada Rachel Brill y los fiscales federales Timothy Henwood y José Capó Iriarte llegaron a un acuerdo para que se declarara culpable, a cambio de una sentencia recomendada que puede ser desde tres años y ocho meses hasta nueve años y medio de prisión, dependiendo del historial criminal del hoy convicto, que no se estipuló. De no tener historial criminal, la pena sería de entre tres años y ocho meses a 4 años y ocho meses. De tener lo que se considera como historial criminal 2, la sentencia recomendada sería entre cuatro años y ocho meses y cinco años con nueve meses.

La lectura de sentencia fue pautada para el 8 de diciembre a las 2:00 p.m.

Durante la vista de cambio de alegación, el fiscal Capó resumió los hechos y dijo que de haber ido a juicio, hubiese probado con prueba tanto física como de testimonios de testigos cooperadores, la culpabilidad más allá de duda razonable del acusado, de 39 años. Detalló que como parte de la prueba, cuentan con grabaciones de llamadas telefónicas, estados de cuenta bancarios y de tarjetas de crédito, de tiendas por departamento, alquiler de autos, peajes, informes del Departamento de Hacienda, entre otros.

De hecho, cuando la jueza Delgado le preguntó a Acevedo López si la fiscalía contaba con prueba suficiente para encontrarlo culpable, respondió: "Sí, su señoría".

Capó detalló las reuniones que sostuvo Acevedo Hernández con Román Badillo, los regalos que recibió por parte de Acevedo López y las fechas en las que lo recibió. Indicó que como parte de los favores, se le ayudaría a Acevedo Hernández a conseguir un puesto de juez en el Tribunal de Apelaciones.

Los hechos ocurrieron entre 2012 y 2014. El accidente en el que Acevedo López causó la muerte del guardia de seguridad Félix Babilonia ocurrió el 30 de junio de 2012, y al día siguiente fue acusado por homicidio negligente.

Delgado le preguntó a Acevedo López si eso fue así y respondió que sí. La jueza fue punto por punto del resumen de hechos, preguntando al acusado si lo aceptaba o no, incluyendo si le entregó el borrador de una moción que le escribieron de su caso a Acevedo Hernández a través de Román Badillo, y dijo que sí, pero que no sabía qué pasó con la misma después.

Delgado cuestionó: "El 27 de marzo de 2013, ¿usted estaba esperando que el juez Acevedo lo absolviera?

-"Sí, su señoría"

"¿Cómo el juez Acevedo podía esperar que usted lo ayudara a conseguir una plaza en el Apelativo?"

-(Silencio).

"¿A través de personas con influencias?

-"Sí, su señoría".

Acevedo López permanecerá en el Centro de Detención Metropolitano (MDC, por sus siglas en inglés), en Guaynabo. Fue arrestado el 2 de junio en Florida mientras estaba en un centro de rehabilitación de alcoholismo y sustancias controladas.