Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Más dudas sobre accidente en el que la Policía no vio cadáver de pasajera

Por Maribel Hernández Pérez 06/25/2018 |10:44 a.m.
Ninguno de los diez oficiales que atendieron la escena, entre paramédicos, rescatistas, policías y personal de Manejo de Emergencias Municipal se percataron que en el asiento del pasajero estaba la fallecida. (suministrada)  
El cuerpo fue encontrado horas después por una ciudadana que buscaba pertenencias

La División de Patrullas de Humacao intentan descifrar las circunstancias en las que ocurrió un accidente de tránsito el sábado de madrugada, en el barrio Duque de Naguabo en el que el conductor resultó herido sin que los rescatistas ni los policías localizaran el cadáver de la pasajera.  

Durante la tarde de ayer, domingo, la fallecida fue identificada como Trisha Lee Williams Meléndez, de 37 años, vecina de Naguabo, quien era la pareja del mejor amigo del conductor, según lo confirmó Marcos Rivera, adscrito a la Oficina de Prensa de la Policía del área de Humacao.

A pesar de que las autoridades fueron notificadas del accidente de tránsito que ocurrió en el kilómetro 2.9 de la carretera PR-971, a las 8:11 a.m. se sospecha que los hechos sucedieron en horas de la madrugada cuando el vehículo conducido por Christian Santana Pagán, de 33 años, impactó un árbol, luego un poste y cayó por un risco donde se volcó.

Ninguno de los diez oficiales que atendieron la escena, entre paramédicos, rescatistas, policías y personal de Manejo de Emergencias Municipal se percataron que en el asiento del pasajero estaba la fallecida, ni siquiera el conductor, del automóvil marca Kia Rio, color oro, del 2001, que indicó en el Hospital Ryder de Humacao que estaba solo.

Según informes de la Policía, la pareja de Santana Pagán se topó con la ambulancia indicándole que siguiera hasta el Hospital Ryder de Humacao.

Mientras el agente investigador hacía gestiones con un familiar para que contratara una grúa para sacar del risco el automóvil que pertenecía a la madre del conductor, una expareja de Santana Pagán decidió ir hasta la escena para proteger sus pertenencias -entre ellas figuraba un arma de fuego para la cual no tenía licencia de portación, pero sí de tiro al blanco- y a eso de las 4:30 p.m. se topó con el cadáver de la mujer.

El conductor trabaja como guardia de seguridad y en la construcción y permanece recluido en el Centro Médico de Río Piedras bajo sedantes por lo que no ha sido entrevistado a fondo por los investigadores.

Regresa a la portada

Tags

Naguabo