Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Nuevas modalidades de trata humana en Puerto Rico

Por Mariela Fullana Acosta / [email protected] 05/15/2014 |01:34 p.m.
El exsecretario de Educación y profesor universitario, el doctor César Rey Hernández, fue el investigador principal del estudio titulado La trata de personas: Una forma moderna de esclavitud en Puerto Rico. ([email protected])  
Dicho hallazgo fue parte del segundo estudio sobre este crimen en el País, a cargo de la Fundación Ricky Martin y en colaboración con la Universidad de Puerto Rico.

Cinco nuevos tipos de trata humana fueron identificados en Puerto Rico, según los hallazgos del segundo estudio sobre este crimen en el País, a cargo de la Fundación Ricky Martin y en colaboración con la Universidad de Puerto Rico.

El exsecretario de Educación y profesor universitario, el doctor César Rey Hernández, fue el investigador principal del estudio titulado La trata de personas: Una forma moderna de esclavitud en Puerto Rico, cuyos resultados se presentaron este jueves en el teatro de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

Rey Hernández señaló que las nuevas modalidades de explotación de menores en Puerto Rico son la laboral, la que se realiza para fines de reproducción, para fines de mendicidad, de explotación sexual y para el narcotráfico. A modo de ejemplo, subrayó los casos recientes de Betzaida Carrasquillo, la mujer que intentó vender a su hija de 14 años en un hotel de la capital, y el del psiquiatra pediátrico, Gerardo Navarro Rodríguez, quien violó y explotó sexualmente a dos menores, mientras los atendía en su consultorio.

"Estas cinco modalidades nuevas, distintas, son suficientemente preocupantes porque todas son invisibilizadas por nosotros mismos. No tienen la calidad evidente del niño amarrado al camello en Egipto, no es la Villa de Tailandia que donde quiera que usted vea una parabólica sabe que allí hubo una venta de niño, aquí es mucho más sofisticado y tiene raíces muy profundas", apuntó Rey Hernández.

Como parte de este segundo estudio, se entrevistaron a líderes de diversas organizaciones sin fines de lucro, que trabajan con jóvenes que han sido víctimas de este crimen en el País. La investigación indagó en las experiencias de vida de estos jóvenes con una muestra de 40 entrevistados, de ambos sexos, entre las edades de 15 a 32 años en seis regiones de la Isla.

Parte de esas entrevistas fueron presentadas a través de recreaciones de audio, e impactaron por la crudeza de los testimonios de los jóvenes, muchos de los que siguen viviendo en entornos de riesgo. Uno de los casos fue el de una menor que sostuvo una relación con el dueño de un punto de drogas y participó en la venta de sustancias contraladas en el área noroeste.

 La joven, según se desprende de la investigación, indicó que como parte de sus tareas, la obligaron a quemar a varios adolescentes que debían dinero al dueño del punto. También dijo que fue testigo de la compra de niños y jóvenes mexicanos y dominicanos, quienes traían al país para trabajar.

Rey Hernández indicó que el testimonio de Glenda (nombre ficticio para proteger la identidad de la víctima) arroja luz sobre el tráfico de niños y jóvenes extranjeros en el País, además de alertar nuevamente sobre la grave problemática de trata humana en Puerto Rico.

“Nuestros jóvenes están siendo violentados de múltiples maneras y me parece que todavía hay una responsabilidad civil, gubernamental, de tener las garras para poder impactar a estos jóvenes", manifestó Rey Hernández.

El exsecretario de Educación aprovechó la presentación de la investigación para hacer un llamado a los legisladores del País para aprobar el proyecto del Senado 573 que enmendaría la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección del Menor con el fin de que se incluya la trata como una modalidad de maltrato a menores y que se le imponga a la Policía y al Departamento de Justicia la responsabilidad de atender este tema, así como al Departamento de Familia, a crear programas de prevención a la población y planes de educación para sus empleados.

"Hace dos o tres años el Código Penal registra la trata como crimen por primera vez en Puerto Rico, pero es letra muerta que esté en el Código Penal si no se registra a las leyes orgánicas de los distintos departamento", aseguró el profesor universitario, quien destacó que es fundamental trabajar con el problema a través de la creación de política pública, del compromiso social y de la educación.

La primera parte del estudio sobre la trata en Puerto Rico fue presentado en el 2010, cuando se alertó sobre esta problemática existente en nuestra sociedad.

El cantante y fundador de esta organización, Ricky Martin, envió un mensaje pregrabado en el que recalcó que la trata humana es un crimen que hay que atajar.

"Tenemos que apoderarnos del tema para combatirlo; pasos como éste fortalecen la lucha contra este aberrante crimen y contra aquellos que se lucran contra el sufrimiento humano. La Fundación continuará realizando investigaciones para proteger a la niñez de Puerto Rico de este crimen que no conoce fronteras", manifestó el astro boricua.

Durante la presentación, además, se firmó un acuerdo colaborativo entre la Fundación Ricky Martin y la Universidad de Puerto Rico, para que estudiantes de la Escuela de Derecho ofrezcan talleres sobre derechos humanos y sobre otros temas legales en el Centro Tau, que la organización sin fines de lucro inaugurará próximamente en Loíza con el fin de ofrecer servicios de prevención a niños y jóvenes.

Además, se informó sobre la creación de un curso interdisciplinario sobre el crimen de la trata que será dictado por Rey Hernández durante el próximo semestre académico en la Escuela de Derecho de la UPR.