Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Orientan sobre el maltrato de animales

11/07/2011 |
Para Víctor Oppenhaimer, ex presidente del Colegio de Médicos Veterinarios, el Proyecto de la Cámara 1373, es importante ya que crearía un fondo para trabajar con el problema del maltrato de animales dirigído por el Departamento de Justicia. (Para Primera Hora / Olimpo Ramos)  

Mayagüez. El Departamento de Biología del Recinto Universitario de Mayagüez, (RUM) auspició una charla a estudiantes de Pre Veterinaria y Biología en la que se les urgió a crear conciencia sobre el problema de maltrato de animales en la Isla.

Sonia Sánchez Montalvo, asistente de administración del Departamento de Biología, dijo que “nuestro punto de partida es crear conciencia a través del estudiantado, que son los futuros profesionales de Puerto Rico, de este problema de maltrato de animales, y para ello invitamos a personas conocedores de la situación”.

En la actividad estuvo Víctor Oppenhaimer, ex presidente del Colegio de Médicos Veterinarios, y Lisa Embry, directora del Programa de Rescate de Caballos de Puerto Rico, quienes describieron cuán crítico es el problema de maltrato de animales en la Isla.

Oppenhaimer dijo que la situación es que existen muchos grupos proanimales e instituciones con veterinarios que estén dispuestos a trabajar con los animales, pero están cada cual por su lado y además hay “mucho protagonismo”.

“Por eso es que durante mucho tiempo, lo que he tratado es de unir a estos grupos pro animales y creé mi propia organización que se llama Vet for Strays Inc., dedicada exclusivamente a vacunar y a esterilizar gratis en el área sur -por ahora- a animales de personas de bajos recursos”, sostuvo.

Indicó que los planes son extender ese programa de vacunación y esterilización a nivel nacional.

El proyecto que mayor importancia tiene para Oppenhaimer y que está pendiente es el 1373, de la Cámara de Representantes, que crea un fondo para trabajar con el problema del maltrato de animales, dirigido por el Departamento de Justicia.

“Esto le da herramientas a los fiscales para que cuando se remueva un animal maltratado, pueda ser atendido por un veterinario y se le pueda pagar a los albergues u hogares sustitutos donde estos animales puedan estar viviendo en lo que son adoptados, y (cuando) el caso del tribunal se acaba y se le pueda pagar a los peritos que atienden los casos en los tribunales”, dijo.

Por su parte, Embry emplazó a los municipios y alcaldes para que colaboren para resolver el problema de los animales realengos y no continúen dejando que todo lo hagan los grupos voluntarios que realizan esa gestión.