Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Piden justicia para transexual que recibió brutal golpiza

04/19/2011 |01:53 p.m.
El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano exigió a las autoridades a que investigen el ángulo de odio en el ataque contra la chica, identificada como Francheska González. (Archivo / Primera Hora)  
Pedro Julio Serrano exigió a las autoridades que investiguen como crimen de odio.

Una joven transexual que se encontraba en una gasolinera, en la 65 de Infantería, el pasado domingo, recibió una brutal paliza de parte de un individuo que la atacó sin razón aparente.

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano exigió a las autoridades a que investigen el ángulo de odio en el ataque contra  la chica, identificada como Francheska González.

“Aquí no se puede descartar el ángulo de odio en este caso. Francheska me expresó que teme por su vida porque fue amenazada por los atacantes. Uno de ellos fue el que hirió a Francheska, pero habían otros individuos dentro del vehículo en el que llegaron a la escena del crimen. El ataque no fue por robo, pues a la víctima la golpearon sin justificación mientras le gritaban insultos homofóbicos y transfóbicos”, aseguró Serrano, por escrito.

El portavoz de Puerto Rico Para [email protected] recordó que desde el 2002 existe en Puerto Rico una ley para procesar aquellos crímenes que se cometan por prejuicio a la orientación sexual o la identidad de género de la víctima como crímenes de odio. Al radicar el informe sobre el crimen, la Policía tiene que señalar la sospecha o certeza de que el crimen se haya cometido por prejuicio y la Fiscalía tiene que investigar el asunto para radicar cargos conforme a los hallazgos, si es cierto que fue cometido por prejuicio, se tendría que radicar como un crimen de odio.

“A la menor sospecha de que el crimen pudo haber sido cometido por prejuicio en contra de la orientación sexual o la identidad de género de la víctima, las autoridades tienen la obligación en ley de investigar este ángulo de odio. Urgimos a la Policía y a la Fiscalía a investigar apropiada y prontamente este caso y si se determina que fue motivado por prejuicio, que se someta dicha evidencia para clasificarlo, en su momento, como un crimen de odio”, recordó Serrano.