Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Se mantiene firme movimiento del “Blue Flu”

Por Maribel Hernández Pérez 01/01/2018 |09:37 a.m.
El área policíaca de Ponce encabeza la lista con 570 ausencias seguida del área de Bayamón con 357 y San Juan con 311 la misma cantidad que los reportados en el área de Carolina.(Archivo)  
En el primer turno del nuevo año faltaron 3,335.

La cifra de ausentismo de policías reportados por Licencia de Enfermedad permaneció inalterada durante el fin del 2017 y el inicio del 2018.

Según las estadísticas oficiales del Negociado de la Policía, en el primer turno del año se reportaron ausentes 3,335 agentes.

El área policíaca de Ponce encabeza la lista con 570 ausencias seguida del área de Bayamón con 357 y San Juan con 311 la misma cantidad que los reportados en el área de Carolina.

Además, en el área de Mayagüez se reportaron enfermos 303 agentes, 279 en Arecibo, 225 en Guayama, 221 en Caguas, 157 en Humacao, 144 en Fajardo, 143 en las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), 111 en Aguadilla, 110 en Aibonito y 93 en Utuado.

En el último turno del año 2017 se ausentaron 3,412 agentes para un total de 10,030 en las tres jornadas de trabajo, mientras que el 30 de diciembre se faltaron 9,314.

De hecho, las fotos de la escena de un accidente de carácter fatal reportado al filo de la medianoche en Bayamón, fueron tomadas por el personal de la División de Patrullas de Carreteras ya que no había personal en las divisiones de Servicios Técnicos de Bayamón, San Juan, Arecibo y Carolina.

El movimiento de ausentismo denominado “Blue Flu” comenzó durante la segunda quincena de noviembre pasado motivado por el disgusto de los agentes al no recibir el pago de las horas extra trabajadas durante el período de emergencia ocasionado por el paso de los huracanes Irma y María en septiembre por la isla.

Todos estos conflictos se unieron con las dificultades que confrontan al llenar los horarios los cuales les son devueltos hasta por la falta de una coma, las malas condiciones de laborales y por las limitaciones en sus planes de retiro.

Los problemas con la Licencia de Enfermedad datan del 2013 cuando el gobierno decidió, por problemas económicos, que no les pagaría por el exceso acumulado y les otorgó a los agentes el privilegio de disfrutar hasta 18 días el próximo año.

En la práctica, los policías se molestaron porque sus supervisores no le permiten utilizar esos días cuando realmente lo necesitaban y se los asignaban por capricho.

Finalmente, el disgusto aumentó al establecerse que luego de los tres días ausentes bajo esa licencia tienen que presentar un Certificado Médico a pesar de que el gobierno les había permitido disfrutarlos como días libres.

También, persiste el escepticismo de los agentes con las promesas del gobierno de que no perderán sus días al 31 de diciembre porque se les permitirá tomarlos hasta junio del 2018.

El malestar de los agentes con la comisionada del Negociado de la Policía, Michelle Hernández de Fraley y el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera se ha desbordado en las redes sociales y se ha extendido hasta el director de la Oficina de Prensa, Axel Valencia, por hacer expresiones de que las horas extra se estaban pagando a quien le han llamado hasta “farandulero”.

mhp

Regresa a la portada