Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Surgen dramáticos detalles sobre asesinato de billetero

Por Mariana Cobián 12/24/2013 |03:10 p.m.
A José Yamil Ortiz Rojas y Luis E. Cruz Rijos, se les imuta asesinar al billetero Germán Alejandro Rosa. (Archivo)  
Testigo dijo que salieron "para dar una vuelta para asaltar a alguien" y destacó que no era la primera vez que lo hacían.

La vista preliminar contra José Yamil Ortiz Rojas y Luis E. Cruz Rijos, dos de los imputados de asesinar al billetero Germán Alejandro Rosa, comenzó este martes en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, y esta misma tarde podría determinarse si hay causa para juicio en su contra.

La jueza Elizabeth Linares Santiago escuchó esta mañana los testimonios de José Rosario, quien estaba con la víctima cuando fue ejecutado el 22 de octubre en medio de un asalto, y Daneliz Díaz, novia de Sergio Ferrer Rivera, un tercer imputado cuyo caso se verá aparte.

Ortiz Rojas, de 23 años; y Cruz Rijos, de 20; están presentes en sala esposados y con uniforme de presos color mostaza, y oyeron a Rosario declarar que la tarde de los hechos estaba con Alejandro Rosa sentados en un muro frente a un caño en el área de Garden Hills, en Guaynabo.

Narró que a eso de las 6:00 p.m., un individuo con un pañuelo que tapaba su rostro se les acercó con un arma en la mano derecha y les anunció el asalto, diciéndoles: "Dame la cadena y los chavos" a él y al billetero que llevaba más de 20 años vendiendo billetes de la lotería en dicho lugar

A preguntas de los fiscales Adriana Albors y Mario Rivera, Rosario indicó que se puso de pie y levantó sus manos, y que cuando Alejandro Rosa iba a hacer lo propio, el asaltante le disparó.

Rosario expresó que luego tuvo un forcejeo con el hombre que hizo el disparo hasta que logró derribarlo en el caño. Dijo que en ese momento no podía respirar bien, pues padece de asma crónica, y escuchó al billetero decirle dos veces: "José, llévame al hospital", pero no podía ayudarlo porque le faltaba el aire.

Dijo que vio al asaltante salir corriendo, y escuchó como tres o cuatro disparos.

Los abogados Edwin León León y Jesús Santiago Malavé le preguntaron si el arma se disparó en medio del forcejeo, a lo que el testigo insistió que no, que forcejeó con él luego de que disparara porque temió que también le disparara a él.

Entretanto, la testigo principal, Daneliz Díaz, relató que el 22 de octubre salió con su novio Sergio Ferrer Rivera y buscaron a Yamil el Gordo (Ortiz Rojas), a Samiro (Cruz Rijos), y al sobrino de su novio, quien es menor de edad, todos en el área de Levittown.

La joven de 28 años dijo que salieron "para dar una vuelta para asaltar a alguien" y destacó que no era la primera vez que lo hacían.

Manifestó que pasaron por Garden Hills y que Samiro le dijo a Ferrer que detuviera el auto Toyota Yaris gris tras ver al billetero junto a un cliente que tenía una cadena.

"Íbamos mirando, buscando a una persona para asaltar", expresó Díaz, quien agregó que Samiro se bajó y el resto se quedó escuchando música estacionados en el área de las casas frente a Garden Hills Plaza.

"Pasan varios minutos y veo a Samiro corriendo asfixia'o, con el arma en la mano derecha. Se monta y dice que estaba asustado, asfixiado dice, 'me entré a tiros con los guardias'. Estaba casi vomitando sin poder hablar. Dice que fue a asaltar a los billeteros y que 'me zumbaron pa' darme y me zumbaron al río', que sale y le dispara y sale corriendo", planteó Díaz.

La testigo destacó que entró a la aplicación de El Nuevo Día en su celular y vio la noticia de lo ocurrido, y que indicaba que el vehículo donde iban los sospechosos era un Toyota Yaris gris, por lo que fueron a su casa en una urbanización de Bayamón a cambiar de carro, y dejaron a los coimputados en sus residencias.

Díaz dijo que al enterarse de la muerte del billetero, se sentía mal. Incluso, dijo que esa noche trabajaba y aunque se presentó a laborar, se fue. Poco después supo que agentes federales detuvieron a su novio.

"Me sentía mal por lo sucedido, por el asalto y la muerte del billetero", indicó la joven.

Al día siguiente, agentes de la Policía fueron a su casa y le preguntaron por el Toyota Yaris y dijo que era de su novio. Acto seguido, fue al Cuartel General a ser entrevistada y habló de los hechos.

Este es el único caso que se está viendo en el Tribunal de San Juan en el día de hoy.

Además de Ortiz Rojas, Cruz Rijos y Ferrer Rivera, también está imputado el sobrino de este último, de 17 años. La vista preliminar de Ferrer Rivera será aparte porque recientemente su abogado, Orlando Cameron Gordon, fue descalificado. El proceso en su contra está pautado para el 30 de diciembre.

Ferrer Rivera está detenido en el Centro de Detención Metropolitana en Guaynabo, tras ser acusado por conspirar para distribuir sustancias controladas como parte del operativo federal "Operation Waterfront", que operaban en los muelles.

Ortiz Rojas y Cruz Rijos están en la cárcel regional de Bayamón.