Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Acusado tras presuntamente sacarle los ojos a un perro

Por Primerahora.com 04/11/2016 |07:54 a.m.
Los hechos presuntamente ocurrieron en la residencia del sujeto, en el sector Reparto Metropolitano en San Juan. (Archivo)  
La fianza ascendió a $37,500 por cargos bajo la Ley contra el Maltrato de Animales.

La jueza Geisa Marrero Martínez encontró causa para arresto contra José Pedroza Vilá por maltratar a siete perros, a uno de los cuales el acusado presuntamente le sacó los dos ojos, informó la Policía.

La fianza impuesta ascendió a $37,500 por 8 cargos bajo la ley 154 contra el Maltrato de Animales, que se desglosan en $20,000 por el perro al que le sacó los ojos por el artículo 7 de maltrato con tortura  y $2,500 por cada uno de los animales por el artículo 4 de negligencia agravada, informó el agente Edwin Soto, cordinador de maltrato de policía estatal en San Juan.


El agente dijo que se espera que aunque la radicación de cargos fue en el pasado jueves, el sujeto todavía no ha sido arrestado. Explicó que aunque el imputado acudió al Cuartel General a entrevistarse con él, donde hizo admisiones de los hechos, luego no compareció al tribunal por lo que fue acusado en ausencia.

"Él dijo que les dio. Indica que tuvo problemas con un cliente, él repara neveras y lavadoras y cuando llegó a la casa se desquitó con los perros. Cuando llegó vio que los perros le comieron los cables y se desquitó lo quele pasó anteriormente con los perritos", afirmó Soto. "Dándole a los perros con un palo fue tan duro que le dio a uno encima de los ojos", señaló. 

Los hechos primordiales fueron el pasado 3 de abril, aunque se entiende que había un patrón de maltrato anterior, en su residencia en el sector Reparto Metropolitano en San Juan, donde anteriormente le habían removido 12 perros al imputado, explicó el policía.

Según había informado Iris Quiñones, del grupo Oficiales Investigadores de Crueldad de Animales, el sujeto de 74 años mantenía los perros sucios, con nudos en los pelos, y delgados, que viven con el anciano en una residencia sin servicio eléctrico o de agua.

“La persona es el dueño de los perritos es una persona de 73 años que acostumbra a maltratar de animales, bebía y se desquitaba con los animales. Cuando los vecinos le decían que no maltratara a los perros él los tiraba a la calle. Eran perritos que ni se podían mover porque estaban tan lastimados que no se pueden mover”, expresó Quiñones.

Regresa a la portada