Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Tremendo robo en supermercado J. F. Montalvo de Caguas

04/03/2012 |
Los ladrones lograron hacerse con el lujoso botín luego que encañonaran, amenazaran y amordazaran al guardia de seguridad del supermercado. (Primera Hora / David Villafañe)  
Se llevaron aproximadamente $21,000 en cheques y dinero en efectivo. (Vídeo)

Al menos seis individuos celebrarán las vacaciones de Semana Santa por todo lo alto, luego de que ayer se robaran del supermercado J. F. Montalvo de Caguas aproximadamente $21,000 en cheques y dinero en efectivo, además de mercancía –incluyendo un cerdo entero, una gran variedad de licores y cigarrillos– valorada en unos $17,000, para un gran total de $38,000 en pérdidas.

El grupo sabía muy bien lo que quería: artículos caros y el dinero de la caja fuerte.

Tenían todo muy bien planificado, desde el atuendo para evitar ser identificados, hasta las herramientas que usarían, como alicates, pinzas, sopletes y patas de cabra... en fin, de todo lo necesario para cortar metal, candados y eliminar del medio todo lo que se interpusiera en su camino, según se desprende de la investigación de la Policía.

El agente Marcos García, de la División de Robos del CIC de Caguas, informó que a eso de las 12:30 de la madrugada el sexteto echó mano de los mismos carros que usan los clientes del supermercado para transportar en ellos ocho bolsas grandes de camarones, diez bolsas grandes de alitas de pollo, dos cerdos enteros, botellas de vodka, whiskey, tequila, brandy, crema irlandesa, entre otras bebidas alcohólicas y todos los cartones de cigarillos y tabacos.

También usaron los carritos para transportar la caja fuerte, ya que no perdieron tiempo en tratar de abrirla en el lugar.

Pero, hubo un detalle que llamó la atención de la Policía. Parece que habían sacado tanta y tanta mercancía que no se la pudieron llevar toda y tuvieron que dejar atrás abandonadas en el estacionamiento algunas de las botellas de licor y uno de los dos cerdos enteros que se habían robado.

De inmediato, no estaba claro cómo huyeron del lugar y si usaron más de un vehículo para acomodar la mercancía y la caja fuerte.

El agente García informó que los seis ladrones lograron hacerse con el botín de lujo luego de que encañonaron, amenazaron y amordazaron al guardia de seguridad del supermercado, ubicado en la carretera PR-798, en el sector Bairoa la 25, en Caguas, una zona industrial con poco tránsito y poca visibilidad.

El gerente de seguridad de la cadena de los cash & carry, Neftalí Negrón, dijo que los seis estaban enmascarados, llevaban guantes y ropa oscura.

Una vez inmovilizaron al guardia, identificado como Michael Centeno Rodríguez, abrieron un boquete en la pared posterior del establecimiento, del tamaño de una persona, a marronazo limpio.

De esa forma lograron acceso al interior.

Primera Hora supo que los rateros supuestamente rompieron algunos focos de los postes de luz, y cortaron los cables de electricidad y teléfono como medidas adicionales para evitar ser descubiertos y que sonaran las alarmas.

Mismo atraco, mismo lugar

Curiosamente, el pedazo de pared que los ladrones rompieron no estaba bloqueado con las paletas de mercancía ni con las neveras, sino que se trató de un pequeño espacio de aproximadamente cinco pies de ancho en que nada interfería el paso.

Y no sólo eso, sino que el hueco está a poca distancia del roto que hicieron desconocidos en enero de 2011, cuando robaron de manera casi exacta en el mismo lugar.

“Es obvio, tienen que ser los mismos. Fue una cosa prácticamente idéntica”, señaló el agente investigador.

¿Asaltantes en serie?

“Yo creo que es una ganga que opera en esta zona. Y éste no ha sido el único robo que han cometido. El robo anterior fue aquí mismo en enero de 2011 y fue el mismo modus operandi”, declaró el gerente de seguridad de los supermercados.

Hace alrededor de dos años, también robaron en la ferretería Massó de San Lorenzo y se llevaron la caja fuerte. Algunos meses atrás, desconocidos inmovilizaron al guardia de seguridad de la empresa de reciclaje Conways en Caguas, y se robaron una caja fuerte, pero el lugar era abierto, por lo que no requirieron de marrones. Un tercer incidente, también con la utilización de marrones para lograr acceso, se reportó hace unos meses en la sucursal del First Bank en Plaza del Carmen en Caguas, confirmó de manera separada el oficial.

Las aparentes similitudes entre todos estos casos de los que tiene conocimiento Negrón, el gerente de seguridad de los supermercados, lo llevan a teorizar que se trata de un grupo muy bien organizado que es el mismo que ha dado todos esos tumbes.

“Yo ya le di conocimiento al FBI porque se trata del comercio interestatal y ellos pueden investigar”, afirmó el gerente de seguridad.

El agente García dijo que ayer le habían dejado un mensaje de parte de la oficina del FBI en la Isla, pero no había podido contactarlo de regreso para saber si se trataba de algún interés en este caso.

De inmediato, no fue posible confirmar con el portavoz de la agencia federal si entrarían a investigar el robo.

Otro ángulo

García dijo igualmente que no se puede descartar que los seis individuos que robaron el supermercado ayer hayan tenido la cooperación de algún empleado o suplidor con conocimiento del lugar que les haya podido detallar cuándo robar y en qué lugar específico romper la pared para lograr el acceso.

“Tiene que haber alguien que sabe, que conoce bien el sitio, que les dio información”, indicó García.

El agente hizo un llamado a cualquier persona que tenga información sobre los ladrones o sobre el cargamento robado para que llamen incluso de manera anónima, al (787) 744-7252 , extensión 4028.

“Nos preocupa y queremos tratar de esclarecer el caso”, dijo.