Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Tuller Cintrón: No ha sido fácil la recopilación de documentos para su confirmación

Por Javier Colón Dávila / [email protected] 02/24/2014 |12:04 p.m.
El jefe policiaco anticipó que en unas tres semanas debe tener toda la documentación lista. ([email protected])  
Además aseguró que no planifica renunciar al cargo como ha trascendido públicamente y que tampoco tiene problemas con la secretaria de la gobernación, Ingrid Vila.
El nominado superintendente de la Policía, James Tuller Cintrón, aseguró esta mañana que no planifica renunciar al cargo como ha trascendido públicamente y que tampoco tiene problemas con la secretaria de la gobernación, Ingrid Vila, principal enlace con Fortaleza.

"Claro que me quedo. Está claro", proclamó Tuller Cintrón en una conferencia de prensa convocada en el Cuartel General en que se enfrascó en intercambios acalorados con varios de los periodistas presentes.

Preguntado sobre cómo va el proceso de recopilación de documentos requeridos por el Senado para su confirmación, Tuller Cintrón reconoció que el proceso ha sido más complicado de lo esperado. Incluso atribuyó su dificultad en conseguir documentos como planillas y certificados de buena conducta a que la renuncia a su puesto en Nueva York entró en vigor el 30 de noviembre y al día siguiente ya estaba en Puerto Rico laborando.

 
James Tuller: "Yo no voy a renunciar"

El nominado superintendente de la Policía aseguró esta mañana que no planifica dimitir al cargo como ha trascendido públicamente.


"Hay muchos trámites... son cosas personales, cosas que necesito para entregar al Senado. Tengo que conseguir esas cosas. No me han sido fácil algunas de la cosas para entregar", afirmó Tuller Cintrón.

"Vine aquí demasiado ligero. Si me hubiera quedado (en Nueva York) para (reunir) algunas cosas personales que necesito para el Senado hubiera sido más fácil conseguirlos", agregó al señalar que su esposa, quien se encuentra en Nueva York, la está ayuando en los trámites.

El jefe policiaco anticipó que en unas tres semanas debe tener toda la documentación lista.

A la pregunta sobre si ha tenido diferencia con Vila, Tuller Cintrón fue tajante: "No es cierto. Claramente no es cierto".

Cuando se le insistió, abundo: "Se me hace difícil pensar en las diferencias. Hemos hablado. No entiendo por qué la pregunta".

De hecho, este medio le preguntó si ha confrontado problemas con políticos, entre ellos los senadores que están llamados a evaluar su nombramiento.

"Todo ha ido muy bien... tengo confianza en que esa confirmacón resultará para mí", dijo.

Tuller Cintrón lució desencajado en varias ocasiones en su encuentro con los periodistas. Por ejemplo, se molestó cuando un reportero le cuestionó si fue investigado por un aparente patrón de archivo de boletos mientras fue jefe de tránsito de la Policía de Nueva York.

 "No hubo una investigación conmigo", respondió mientras señalaba al periodista con el dedo y le cuestionaba si entendía bien la pregunta que hacía.

Luego Tuller Cintrón reconoció que se le investigó porque supuestamente le archivó un boleto de tránsito a un pariente. "Pero no archivé ningún boleto", aseguró.

Tuller Cintrón nuevamente se alteró con otro periodista que le preguntó si también le archivó un boleto de tránsito al entonces candidato a la alcaldía de Nueva York, Bill de Blasio.

"No sé de qué me habla", respondió molesto. "Si hubiera archivado un boleto me hubieran despedido de la Policía", agregó.

El designado superintendente también se enfadó al ser cuestionado sobre si estaba dispuesto a rebajarse el salario de $195,000 anuales como parte de las medidas de austeridad que pretende implantar el gobierno de turno.

"Entré en un acuerdo con mi salario. Voy a seguir trabajando. Ya le contesté la pregunta. El salario es un acuerdo al que llegué", dijo.

 Luego de mucha insistencia, añadió que no discutiría su salario en la conferencia de prensa.