La fiscal Linette Velázquez, de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica, se encuentra evaluando la totalidad del caso y la evidencia recopilada en torno a la querella radicada ayer, lunes, por presunta violencia doméstica contra el activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano.

De acuerdo con la investigación que lleva a cabo la División de Violencia Doméstica del área de San Juan, los hechos ocurrieron entre mayo y junio de este año, entre la pareja, quienes mantuvieron una relación durante unos cinco meses.

Primera Hora supo que como parte de la prueba recopilada el domingo 5 de julio, el querellante, de 28 años, solicitó en el tribunal una orden de protección la cual fue concedida por un juez y Serrano, de 45 años, también solicitó una orden ayer, lunes.

Posteriormente, a eso de las 2:01 p.m. de ayer, el joven acudió al Precinto de Río Piedras para radicar una querella por violencia doméstica, la cual fue investigada inicialmente por la agente Migdalia Rosario, quien refirió la pesquisa.

Serrano se encuentra detenido en el cuartel de Monte Hatillo desde la tarde de ayer en espera de la determinación de la fiscalía, que sigue evaluando el caso y todavía no han determinado si le radicarán o no cargos criminales a Serrano.