Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Casa Blanca: Puerto Rico tiene el mismo apoyo que tuvieron Texas y Florida

Por Ricardo Cortés Chico/[email protected] 09/28/2017 |12:34 p.m.
“Las personas en Puerto Rico tienen cada pedazo de asistencia que tuvieron otros estados en situaciones similares”, dijo Bossert en una rueda de prensa en las afueras de la Casa Blanca. (Archivo)  
Asesor Tom Bossert defiende la respuesta federal tras el paso del huracán María.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Bossert, aseguró que el presidente de EE.UU. Donald Trump apoya a Puerto Rico en los esfuerzos de recuperación tras el azote del huracán María de la misma forma en que prestó asistencia a los estados de Texas y Florida para que se pusieran en pie ante el embate de los huracanes Harvey e Irma, respectivamente. 


Bossert indicó que los informes que describen problemas serios en la distribución de ayuda, combustible y el funcionamiento de los servicios básicos en la isla son viejos y que ya están fluyendo la asistencia a los afectados por el huracán María el pasado 20 de septiembre. 

“Las personas en Puerto Rico tienen cada pedazo de asistencia que tuvieron otros estados en situaciones similares”, dijo Bossert en una rueda de prensa en las afueras de la Casa Blanca. 

El funcionario federal indicó que actualmente hay 44 hospitales que están funcionando luego que se estableciera un plan para reabrirlos y eliminar el hacinamiento creado cuando por la falta de diésel en algunas instalaciones se tuvo que cerrar algunas de las instalaciones médicas del país. 

Del mismo modo, desde ayer está corriendo los esfuerzos conjuntos, entre el Departamento de Energía estadounidense, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y la Autoridad de Energía Eléctrica para reestablecer el sistema eléctrico. 

Estos esfuerzos contemplan estabilizar la infraestructura crítica con plantas eléctricas y la distribución de combustible, la puesta en marcha de las plantas generadoras de electricidad y la reparación del sistema de transmisión y distribución de energía. 

Entre las áreas prioritarias a energizar están los hospitales y la maquinaria que permite la distribución de agua potable. 

Indicó también que en la actualidad hay alrededor de 10,000 funcionarios federales asistiendo al gobierno estatal y las alcaldías en la estabilización de la isla tras la catástrofe. De estos, alrededor 7,500 son soldados de distintas ramas que incluyen la Marina estadounidense y la Guardia Costera. 

“Desde el sábado comenzamos un nuevo modelo dual, en el que se está hablando directamente con el gobierno y con los alcaldes. 

Regresa a la portada