Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¡¿Casas gratis para escritores en Puerto Rico?!

Por Libni Sanjurjo / [email protected] 01/04/2014 |00:00 a.m.
Una economía como la nuestra no puede desperdiciar recursos y si tienes edificios vacíos, terrenos sin usar, hay que usarlos, y eso es bueno no solo para resolver el problema de viviendas más baratas sino para rehabilitar los centros urbanos…", explica el economista Joaquín Villamil. (Archivo)  
Áreas abandonadas o deprimidas han florecido cuando artistas, atraídos por los alquileres bajos, empiezan a establecer allí sus talleres de trabajo.

¿De estorbos públicos a casas para escritores?

El panorama citadino suele provocar miradas esquivas o desagradables cada vez que alguien se topa con una propiedad abandonada que deprecia el área donde ubica, muchas con valor arquitectónico. Pero intente detenerse por un momento y volver a mirar, esta vez, con una perspectiva distinta y reconocerá el potencial detrás de esos adefesios.

Eso precisamente es lo que ocurre actualmente en la ciudad de Detroit, Michigan, gracias al llamado que la asociación Write-A-House le ha hecho a narradores, poetas y periodistas de todo el mundo para que se muden a Detroit y contribuyan a revitalizar la decaída ciudad, que enfrenta la peor quiebra municipal de Estados Unidos, informó EFE.

Según la misma agencia de noticias, el intercambio es el siguiente: una casa gratis a cambio de completar su renovación, hacer lecturas públicas en la ciudad, participar en un blog colectivo y ser parte activa de la futura comunidad de creadores.

Aquí hay escritores excelentes y prometedores

Para la profesora de Lengua y Literatura de la Universidad del Sagrado Corazón (USC), Nina Torres Vidal, la iniciativa de Detroit, que promueve revitalizar esa ciudad, es “una idea estupenda”.

“Es un reconocimiento de la importante aportación que pueden hacer los/las escritoras y la literatura a una comunidad. Con poco, materialmente hablando, pero con imaginación, trabajo creativo, esfuerzo en equipo, y un torrente de palabras escritas, recitadas, cantadas, los escritores y las escritoras pueden crear espacios muy vitales”, indicó Torres Vidal a Primera Hora.

“En otros lugares de Estados Unidos se ha visto cómo áreas abandonadas o deprimidas han florecido cuando artistas, atraídos por los alquileres bajos, empiezan a establecer allí sus talleres de trabajo. La ciudad de Nueva York es un lugar emblemático –Lower East Side Village y SoHo– porque pintores, músicos, personas excéntricas y creativas se fueron juntando y esas áreas hoy día tienen mucho valor económico y sobre todo cultural”, añadió.

Mencionó que en Puerto Rico hay escritoras y escritores “excelentes y muy prometedores”, al igual que pintores, teatreros, pintores urbanos y cineastas, que no tienen dinero ni lugares adecuados para sus talleres, por lo que podrían contribuir a desarrollar áreas que “el gobierno ha maltratado durante mucho tiempo”, entre ellas, Río Piedras y Santurce.

También destacó el ejemplo del profesor y pintor puertorriqueño Lope Max Díaz en Glenwood South, Raleigh, North Carolina. Contó que en el 1990 Díaz alquiló un espacio de 750 pies cuadrados en la avenida Glenwood para convertirlo en su estudio de pintura, convirtiéndose en el primer artista visual de ese edificio viejo –aunque en el sótano de la propiedad ya se encontraba el estudio musical del grupo de rock COC (Corrosion of Conformity). Posteriormente, Díaz trajo al segundo artista visual, un ex alumno suyo, y al dueño del edificio le encantó la idea de alquilarle espacios a artistas. “Hoy día esa área se conoce como Glenwood South y hay mucha actividad artística, así como muy buenos restaurantes”, mencionó.

“Hay que usar todos los recursos disponibles”

Al ser abordado por el tema, el economista Joaquín Villamil expresó a Primera Hora que la idea es “muy interesante” y, de inmediato, destacó que en Puerto Rico hay una ley sobre propiedades consideradas estorbos públicos, así como el Plan Estatal de Vivienda 2011-2015, que podrían utilizarse para implantar una iniciativa similar en áreas urbanas como Santurce.

“En la situación económica de Puerto Rico hay que tener la perspectiva de usar todos los recursos que tiene disponibles y uno que tenemos para generar actividad económica es el montón de propiedades vacías, abandonadas, que se pueden usar, no solo para vivienda de interés social sino para estimular los centro urbanos, generar actividad económica. Es una manera de tu maximizar, optimizar, los recursos disponibles, y eso es lo que Detroit está haciendo en los sectores urbanos abandonados”, expuso Villamil.

 Explicó que la economía creativa trata sobre cómo usar los recursos culturales no solo para el entretenimiento sino para generar actividad económica. Mencionó las ciudades de Bilbao, en España; Philadelphia, en Pennsylvania; y Baltimore, en Maryland.

“Una economía como la nuestra no puede desperdiciar recursos y si tienes edificios vacíos, terrenos sin usar, hay que usarlos, y eso es bueno no solo para resolver el problema de viviendas más baratas sino para rehabilitar los centros urbanos… En vez de ser estorbos públicos –esas estructuras abandonadas– son recursos, hay que mirarlos”, añadió el economista.

Seis familias de artistas en Bayamón

El municipio de Bayamón ha adoptado una iniciativa similar en el casco urbano para revitalizar el área, además de otros proyectos que se complementan unos a otros.

Según el alcalde Ramón Luis Rivera, hijo, el ayuntamiento rehabilitó –a un costo de $1 millón– tres edificios, con dos apartamentos cada uno, para artistas plásticos, donde arriba están las residencias y abajo los talleres, a cambio de servicios al municipio que incluyen: talleres públicos sobre cómo operan, charlas estudiantiles, la preparación de obras de arte para la ciudad y participación en las actividades municipales. “Ocupan esos espacios sin costo alguno y a cambio ellos le dan a la ciudad varias cosas”,  dijo Rivera.

“Con este proyecto se logran varias metas: ayudas a la clase artística, porque lo necesita, y le da el valor que tienen; logras el proyecto de revitalización, y trae movimiento económico al área”, detalló el Alcalde.

Y ya otros se están contagiando. El Alcalde dijo que dos jóvenes abogados transformaron un local de un edificio en una “oficina preciosa”. Le explicaron que eligieron el lugar porque “esta área se está poniendo interesante, y es cerca del Tren Urbano”.

También informó que ya han adquirido dos propiedades adicionales para continuar el desarrollo en el área. “Las iniciativas se están dando a nivel de las ciudades porque los gobiernos estatales y federales se han vuelto muy burocráticos… y eso pasa en Detroit, ver cómo volver a levantar la ciudad”, expuso el ejecutivo municipal.   

Tags

Crisis económicaDetroit