Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Cronología de la estatua de Colón que nadie quería

Por Gerardo Cordero / [email protected] 08/17/2015 |00:00 a.m.
Escultor ruso Zureb Tsereteli celebra en la Isla los toques finales de su obra.
En el 2008, las más de 2,700 piezas que componen la escultura fueron trasladadas y almacenadas en el puerto de Mayagüez, donde permanecieron años tiradas, sin ser reclamadas. (Archivo)  

El artista ruso Zureb Tsereteli estuvo de visita en Puerto Rico y en una exclusiva actividad celebró junto a por lo menos 30 de sus familiares y otros invitados que su escultura de Cristóbal Colón creada para conmemorar los 500 años de la llegada del navegante a este lado del mundo, ya por fin, se podrá erigir en su magnitud.

La pieza que fue rechazada por varias ciudades de Estados Unidos, finalmente encontró hogar en Puerto Rico cuando en el 1998, seis años después de su creación, el entonces gobernador Pedro Rosselló aceptó el regalito de 600 toneladas y cerca de 350 pies de alto.

Lee también: Comienza a tomar forma la famosa estatua de Cristobal Colón

Desde entonces las más de 2,750 piezas han dado tumbos por aquí y por allá.

Mira la cronología de la escultura y busca la historia de la celebración del artista en la edición impresa de Primera Hora

1991: El artista ruso Zurab Tsereteli, autor de otras controvertidas obras, construye la estatua del almirante genovés Cristóbal Colón. Su propósito era tenerla lista para la celebración del quinto centenario de la llegada de Colón a América el próximo año.

1994: En sus esfuerzos por encontrarle un hogar a la colosal figura, Tsereteli viajó a Estados Unidos para presentarle la obra de arte al entonces presidente de la nación norteamericana Bill Clinton. Estados como Maryland, Florida y New York rechazaron la estatua.

1998: El Gobierno de Puerto Rico adquiere la estatua y gasta $2.4 millones para trasladarla a la Isla. El entonces alcalde de Cataño Edwin Rivera Sierra (“El Amolao”) muestra interés en la pieza y propone, sin éxito, levantarla en su municipio.

2008: Las más de 2,700 piezas que componen la escultura fueron trasladadas y almacenadas en el puerto de Mayagüez, donde permanecieron años tiradas, sin ser reclamadas.

2010: Se habló de levantar la estatua en Mayagüez para coincidir con la celebración de la vigésima primera edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. 

2013: Comienzan las labores en una loma de un terreno privado frente a la playa Caracoles, en el barrio Islote de Arecibo. Se prepara el terreno donde se colocará la base de la gigantesca estatua.

2014: En febrero, miembros del Movimiento Indígena Jíbaro Boricua y el Movimiento Contra Colón realizan una manifestación frente a la casa alcaldía. Aseguran que Cristóbal Colón no fue más que un asesino. En abril de este mismo año, comienza el proceso de pre-ensamblaje, a cargo de un grupo de artesanos rusos. Una petición cibernética (“Dile NO a la Estatua de Colón en Puerto Rico”) acumula cerca de 2 mil firmas de personas que se oponen a la construcción del monumento.

2015: Continúan los trabajos de construcción del pedestal y el ensamblaje de las piezas hechas en bronce. Mientras esto ocurre, vecinos del barrio Islote manifiestan su preocupación ante el proyecto turístico. En abril, el grupo de ciudadanos reclama que la carretera PR-681 es la única vía de entrada y salida de sus residencias y que en caso de una emergencia quedarían atrapados debido a la congestión vehicular que se espera traiga el atractivo turístico. En mayo de este año, José González Freyre, presidente de Pan American Grain y propulsor del proyecto anuncia que la obra será oficialmente inaugurada en marzo de 2016.

Visita nuestra portada

Tags

Areciboestatua