Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

En Peñuelas pueden protestar, pero “no es donde ellos quieran”

Por Michelle Estrada Torres / [email protected] 07/13/2017 |01:35 p.m.
El teniente coronal Carlos Miranda entiende que el Estado es el que decide dónde protesta la gente. ([email protected])  
Manifestantes reclaman que la calle es pública, que no se estaba respetando su libertad de expresión y que los tenían secuestrados.

Peñuelas. La Policía delimitó hoy el área de protesta de la gente que se opone al depósito de cenizas de carbón en este pueblo y ha amenazado con arrestar a quienes se salgan del perímetro.


No obstante, a media mañana de hoy, luego de un altercado que dejó a un joven arrestado, una veintena de manifestantes retó la directriz y dio una vuelta por la zona. El grupo se subió a la carretera PR-2, tomó un camino municipal y retornó a la PR-385.

Luego, el comandante José Rivera lanzó tres advertencias para que regresaran al área delimitada, que consiste de la zona verde donde ubica el campamento y un pedazo de carretera.

Entre reclamos de que la calle es pública, que no se estaba respetando su libertad de expresión y que los tenían secuestrados, los manifestantes se negaron hasta que un contingente de policías se les fue encima y los obligó a cruzar las vallas.

Hubo empujones entre la primera fila de policías y algunos manifestantes, y los agentes de la parte trasera sacaron sus macanas, pero el incidente no pasó a mayores. Un adulto mayor denunció haber sido golpeado por un policía y el inspector José Madera se comprometió a tomar él mismo la querella.

La Policía ofreció distintas versiones de por qué delimitó el espacio de protesta.

El inspector Madera, que fue identificado como comandante de incidente, justificó la colocación de vallas con un proceso establecido en la reforma de la Policía, que se lleva a cabo bajo la supervisión del juez federal Gustavo Gelpí.

“Eso se establece en una orden general autorizada por el oficial de cumplimiento, lo que llaman el monitor federal, Arnaldo Claudio, y aprobada por el tribunal federal bajo el juez Gelpí”, dijo Madera cuando un portavoz del campamento le indicaba que a los manifestantes no les satisfacía la delimitación.

Mientras, el comandante José Rivera habló de seguridad.

“No es cierre, es que esa es el área designada por el tribunal donde, por la seguridad de ellos, se han colocado unas vallas para que ellos estén seguros manifestándose”, expuso Rivera.

Al plantearle que el martes y miércoles no hubo vallas para acorralar a los manifestantes, Rivera respondió que “ha aumentado la presencia de ellos aquí”.

“Es la seguridad, las medidas que se están tomando. Esto es día a día, depende de la circunstancia y cómo estén pasando los hechos, se aumenta la seguridad y se cambia la estrategia”, agregó Rivera.

Orlando Flores, del campamento, rebatió ese argumento.

“Es equivocado que diga que lo hacen por la seguridad nuestra. Nosotros velamos por nuestra propia seguridad. Yo hablé con el teniente coronel Carlos Miranda Soto y le dije que el tránsito puede pasar por ahí sin ningún problema y él nos quiere mandar a un sitio que es inaceptable. Nos asiste el derecho constitucional a manifestarnos. ¿Cómo es posible que nos envíe a un sitio que él quiera? Nosotros vamos a donde establecemos según nuestra estrategia”, expresó Flores.

Por su parte, Miranda Soto sostuvo que el derecho a la libre expresión no es absoluto y que la Policía, en representación del Estado, puede decirle a la gente dónde protestar.

“Ellos solicitaron que querían marchar en la vía pública. Eso yo no lo puedo permitir. Yo tengo que garantizar que ellos puedan hacer su protesta en forma pacífica, que los vehículos anden en la vía pública sin problemas y que los negocios de Peñuelas operen en una forma normal”, indicó Miranda Soto en un momento en que los accesos hacia la PR-385 estaban bloqueados por la Policía y no discurría el tránsito normal.

“El derecho a la libre expresión no es absoluto. La libre expresión la puede hacer mientras no afecte a un tercero. El derecho suyo a la libre expresión no puede ser infinito porque entonces ¿y los derechos de la otra persona? Tengo que garantizar que todo el mundo pueda hacer las cosas en forma ordenada. Por eso estoy diciendo que pueden protestar en un lugar determinado, porque no es donde ellos quieran; la carretera que es vía pública debe ser utilizada por los vehículos que transcurren porque se sabe que si ellos hacen una manifestación aquí se tranca el pueblo, entonces yo afecto a todo el mundo”, agregó Miranda Soto.

Usted dice que el Estado es el que decide dónde protesta la gente, le preguntó Primera Hora.

“Sí. Definitivamente”, contestó.

Durante el operativo de hoy para permitir el paso de camiones con cenizas de carbón hacia el vertedero Peñuelas Valley Landfill, la Policía cerró las intersecciones de la PR-385 con la PR-127, PR-2 y PR-384.

“Nos encerraron las casas, no nos dejan llegar ni a nuestras propias casas. Si vives en esta área te están pidiendo identificación”, denunció el activista Jimmy Borrero.

Regresa a la portada

Tags

Peñuelascenizas