Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Hablan los alcaldes del oeste sobre condiciones de sus municipios

Por Primerahora.com 09/22/2017 |10:18 a.m.
El primer ejecutivo isabelino hizo un llamado urgente a las autoridades estatales para poder controlar la situación que tiene en los dos refugios en ese municipio. (Archivo)  
En Isabela están confrontando problemas con los refugios.

“Devastado como nos ha dejado el huracán”.

Así describió el alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, su sentir luego del paso del huracán María por la Isla.

El primer ejecutivo isabelino hizo un llamado urgente a las autoridades estatales para poder controlar la situación que tiene en los dos refugios en ese municipio donde próximamente “se quedarán sin alimentos y medicamentos”.

Delgado Altieri explicó, en entrevista con GFR Media, que necesitan asistencia médica para unas 21 personas con “situaciones de salud” entre ellas, personas que necesitan máquinas papa poder respirar y paciente de diálisis.

Al momento el municipio tiene 110 refugiados, pero el alcalde alertó que muchas personas han seguido llegando a los refugios lo que ha complicado la situación.

Destacó que al momento unas 160 personas han perdido sus casas.

Sobre el servicio eléctrico mencionó que “básicamente la infraestructura (de la Autoridad de Energía Eléctrica) ha quedado en el piso, básicamente más de un 80 a un 85 por ciento a través de todo Isabela.

Precisó que hasta el momento se ha mantenido el servicio de agua potable en casi todo el pueblo. Dijo también que las avenidas principales ya están transitables y que las brigadas se mantienen trabajando para abrir el paso de las vías secundarias.

Al igual que casi todos los municipios de la Isla, Isabela no tiene ningún tipo de comunicación por teléfono.

Aguadilla

Mientras, el alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez informó que las calles de su municipio están intransitables "gracias a la gente ya  los empleados míos que están cortando árboles”.

Sobre la muerte de una fémina en ese municipio, dijo que se trató de una persona que estaba en sillas de rueda y que más bien se trata de un caso de negligencia. 

“Aguadilla se va a levantar y recuperar, es pecado no levantarse”, concluyó Méndez.



Regresa a la portada