Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Incomunicados en el sector Fabián Morales de Aguas Buenas

Por Yaritza Santiago Caraballo 08/28/2015 |04:25 p.m.
“Chacho, sopló mucho. Yo creo que fue un remolino lo que tumbó el árbol y los postes. Lo malo es que los carros no pueden entrar ni salir. Ojalá no estemos muchos días así”, destacó Diana Rivera. ([email protected])  
Pasada la 1:00 p.m., vecinos del área estaban molestos porque ni las autoridades municipales ni agencias de gobierno habían ido a recoger los cables que impedían el paso de vehículos por la única entrada y salida que hay.
Aguas Buenas - Unas 40 familias que residen en el sector Fabián Morales, del barrio Sumidero de este municipio, quedaron este viernes incomunicadas luego de que esta madrugada los fuertes vientos de la tormenta Erika tumbaran árboles y postes del tendido eléctrico.

Pasada la 1:00 p.m., vecinos del lugar estaban molestos porque ni las autoridades municipales ni agencias de gobierno habían ido a recoger los cables que impedían el paso de vehículos por la única entrada y salida que hay en dicho sector. 

“Nos dicen que podremos estar días así y aquí hay personas que están enfermas, hay niños y personas que tienen que salir a trabajar. Además, si ocurre algo, ¿por dónde vamos a pasar?”, manifestó Néstor Morales, residente del lugar.

Las ráfagas de viento que azotaron esa zona montañosa provocaron que a eso de las 4:50 a.m. un enorme árbol Ficus cayera en la carretera y que postes de telefonía y de energía eléctrica obstruyeran el paso de los vehículos y de los transeúntes. Al principio, algunos cables caídos estaban energizados pero luego tumbaron la corriente. Hasta esta tarde, los vecinos de Fabián Morales no tenían servicio de electricidad.

“Yo estaba despierto cuando cayó el árbol. Los vientos eran tan fuertes que pensé que me llevaría el techo de zinc”, destacó Morales. 

“Chacho, sopló mucho. Yo creo que fue un remolino lo que tumbó el árbol y los postes. Lo malo es que los carros no pueden entrar ni salir. Ojalá no estemos muchos días así”, destacó Diana Rivera. 

Otros vecinos lamentaron la caída del ficus porque debajo ese árbol, ellos celebraban la Navidad. Tanto así que al área le llaman “Palito's Pub”.

“Todo el mundo ha sentido que ya no esté el árbol. Bajo ese palo comíamos chicharrones, celebrábamos Navidad. Y la buena sombra que daba. Era un árbol bien saludable”, resaltó Migdalia Morales, otra vecina del lugar.

Los residentes del sector solicitaron al gobierno y al municipio que atiendan con prontitud la remoción de los cables en el lugar.