Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Rechazo a incineradora

11/09/2010 |

El Comité Amplio de Arecibo contra el Gasoducto e Incinerador advirtió ayer al Gobierno de Puerto Rico que la propuesta para la disposición de la basura de la empresa Energy Answers se encontrará con la resistencia e incluso la desobediencia civil de sus miembros a pesar de que prácticamente todas las agencias gubernamentales endosaron el proyecto.

Fernando Betancourt, portavoz del Comité, dijo que el grupo rechaza el proyecto por los efectos que alegan que tendrá sobre la salud y los recursos naturales de los arecibeños.

“La incineración no es una alternativa viable para generar energía”, dijo Betancourt. “Arecibo es tierra de valientes. El pueblo no va a permitir ni el gasoducto ni el incinerador y vamos a ganar”, agregó.

De las agencias del Gobierno, sólo el Departamento de Salud no expresó su endoso directo a este proyecto que para sus proponentes es de recuperación de materiales y generación de energía, pero que para sus oponentes se trata de un proyecto más de incineración de basura.

Tras evaluar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), la secretaria auxiliar de Salud Ambiental y Laboratorio de Salud Pública del Departamento de Salud, Mayra Toro Tirado, hizo varias recomendaciones como la de incluir una base actualizada de datos sobre riesgos a la salud y de incidencia de cáncer, solicitar endoso para un protocolo sobre manejo de radiación ionizante y especificaciones sobre el manejo de neumáticos si la planta lo hiciera en un futuro, entre otras.

Mientras que la Administración de Asuntos Energéticos, la Autoridad de Desperdicios Sólidos, los departamentos de Recursos Naturales y Ambientales, de Agricultura y del Trabajo, apoyaron la propuesta para esta planta porque dijeron que ofrece una alternativa de energía renovable y el cierre de los vertederos.

Representantes de la empresa proponente defendieron su proyecto y mencionaron la tecnología que usa, las garantías de los fabricantes de los equipos, así como las regulaciones y monitoreos federales y estatales como garantías de que se cumplirán con los parámetros para la protección de la salud y los recursos.

“Son tecnologías probadas por la Agencia federal de Protección Ambiental, la EPA, que se han ido evaluando por muchos años”, dijo Rafael Torres Ramírez, en representación de Energy Answers.

Asimismo, indicó que la empresa invertirá aproximadamente $350 millones en la construcción y se crearán 3,000 nuevos empleos.