Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Todos listos para el paro nacional

Por Istra Pacheco , Por José Karlo Pagán / Para Primera Hora 04/29/2017 |00:00 a.m.
La marcha culminará en la Milla de Oro, donde ubican las oficinas de la Junta fiscal. (Archivo)  
Tanto los líderes sindicales como la Policía tienen claros sus planes para la marcha del próximo lunes 1 de mayo.

Miles de puertorriqueños están listos para expresarse el lunes, Día Internacional de los Trabajadores, en un paro nacional contra el pago de la  deuda pública, a favor de la auditoría y en contra de las medidas de austeridad aprobadas por el gobierno.

Los manifestantes se concentrarán en cinco marchas que saldrán desde distintos puntos del área metropolitana hasta llegar a las Oficinas de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en el edificio World Plaza, conocido ahora como Seaborne, en la Milla de Oro.

Desde 19 pueblos habrá transportación gratuita coordinada por grupos magisteriales para las personas que se quieran unir.

Los líderes sindicales se mostraron convencidos de que se logrará un reclamo contundente contra los recortes de beneficios a los trabajadores. 

“Esperamos una conducta de la Policía de Puerto Rico a tono con lo que estamos haciendo”, expresó José Torres, presidente de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), en rueda de prensa. 

“El llamado es a que la Policía de Puerto Rico evite la fuerza excesiva e innecesaria”, expresó por su parte José Rodríguez Baéz, de la Federación de Trabajadores de Puerto Rico. 

Los dirigentes del paro dijeron que habían logrado acuerdos con la Uniformada de que “respeten el derecho a la expresión y que aseguren, en términos generales, el tránsito”, resaltó Ana Rivera Lassén de la Concentración Puertorriqueña contra la JSF. 

En esa dirección, el Colegio de Abogados dijo que enviará personas que ayuden a salvaguardar los derechos constitucionales de los manifestantes. 

“Los pueblos que quieren y tienen derechos fundamentales los han luchado en la calle”, resaltó el líder de la Heend. 

Mientras, la superintendete de la Policía, Michelle Hernández, expresó en conferencia de prensa separada que cuenta con los policías necesarios para mantener la seguridad y el orden durante la manifestación. Y si eso no fuera suficiente, también se unirán fuerzas del orden federal, anunció.

Hernández reiteró que todos los agentes que realizan trabajos administrativos, también estarán activos en la calle, además de cadetes.

“Tenemos planes operacionales para asegurar los derechos de las personas. A la vez de garantizar la seguridad de los ciudadanos, la Policía estará informando sobre vías alternas para asegurar el flujo vehicular, en la medida que sea posible”, sostuvo.

El comandante Reynaldo Santiago, director del Negociado de Patrullas de Carreteras, aseguró que “tenemos una idea muy clara de las rutas y tenemos un plan de tránsito muy bien estructurado de vías alternas, dependiendo de la situación… No sabemos a ciencia cierta la magnitud de la concentración. Nosotros vamos a mover nuestro plan de acuerdo a la particularidad”, indicó.

Aunque algunos sectores de la población pudieran sentir ansiedad ante el paro, dos sociólogos coincidieron en que los procesos de manifestación son naturales e importantes en una sociedad en que grupos de personas buscan mejorar su calidad de vida.

“Como todo fenómeno social esto tiene múltiples tendencias. Un grupo argumenta que tiene derecho a protestar para crear consciencia sobre lo que representa quitar beneficios y va a haber otros grupos que defienden los modelos neoliberales que lo verán como un atentado al sistema. Lo importante es mantener el respeto de todos”, declaró el doctor José Rodríguez.

El experto indicó que ni la policía debe usar fuerza excesiva ni los manifestantes deben dejar que se exacerben sus ánimos para evitar la violencia.

José Luis Méndez, catedrático de la Universidad de Puerto Rico, dijo que para todos los efectos la eliminación radical de beneficios que se gestaron a lo largo de 100 años y las medidas de austeridad que exige la Junta constituyen un golpe de Estado.

Por lo tanto, no le debe extrañar a nadie que haya manifestaciones porque el pueblo siente que desde la oficialidad ya han cometido violencia al cerrarle accesos a la Legislatura y cuando la Policía arremete contra las personas que se expresan.

“Lo que manda es la solidaridad, el consenso entre todo el pueblo donde no caben las ideologías partidistas porque la gente debe defender sus derechos y movilizarse para lograr cambios”, destacó. 

Femmy Irizarry colaboró en esta historia. 

Regresa a la portada