El alcalde Elliot Colón Blanco solicitó al comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera, a que intervenga en recientes operativos que están llevándose a cabo en los negocios de la municipalidad ya que alega que los mismos se están haciendo de manera excesiva y están afectando las finanzas de los pequeños y medianos comerciales, y por ende, la economía del municipio.

“Personalmente he sostenido conversación con Henry Escalera, pero no vemos los resultados. Mi interés es que se trabaje un plan ordenado con la policía para la seguridad de los negocios en Barranquitas, pero últimamente nos llama la atención la frecuencia con la que intervienen en los comercios de forma selectiva. Apoyamos que se haga el trabajo pero debe considerarse el posible daño que cause a las ventas y servicios. La nueva orden ejecutiva incluso es más flexible”, expresó el alcalde en declaraciones escritas.

El ejecutivo municipal asegura que ha dialogado con algunos de los propietarios quienes están sorprendidos por las intervenciones policíacas. Tras las inspecciones, concluyen que todos los documentos están en orden, pero el efecto negativo impacta sus ventas y las visitas. Los registros toman horas y los clientes optan por abandonar los locales.

“No nos oponemos a que hagan su trabajo y se aseguren del total cumpliendo de las leyes pero es muy frecuente eso en nuestro pueblo, no vemos que eso ocurra en otras zonas. La situación nos levanta suspicacia más aun cuando dialogamos con la alta oficialidad de la Policía de Puerto Rico y no vemos el efecto de esa gestión”, añadió.

Colón Blanco, como medida preventiva, ya ha reunido a decenas de comerciantes para orientarlo sobre el cumplimiento de las órdenes ejecutivas de la gobernadora y en torno a las medidas de seguridad y salubridad que son requeridas para operar. A su vez, distribuyó carteles de orientación, repartió termómetros y dispensadores de sanitizer digitales para los cerca de 400 comercios para ampliar las medidas de cernimiento en cada local.

“Siempre hemos promovido que se cumpla con los requisitos para operar en cada comercio de nuestro municipio, la pandemia ha impactado severamente las ventas en restaurantes y otros negocios y aun así nuestros pequeños y medianos empresarios se esfuerzan por cumplir. La Policía debe colaborar con la seguridad en todas las áreas pero también deben estar abiertos al diálogo”, argumentó el ejecutivo municipal.

Por otro lado , el alcalde entiende que debe haber mayor apertura para los pequeños y medianos comerciantes que desde marzo no están operando lo que es detrimento para el sustento de cientos de familias que dependen de sus negocios. " Es tiempo de permitir que este pequeños comercios reabran y puedan generar ingresos para mantener a sus familias. Confío en que ellos tomarán todas las medidas que imponen las autoridades de Salud del gobierno", concluyó.