Siempre buscamos formas de cuidar lo que comemos, pero añadir ese chorrito de aceite de oliva a nuestros platos es tan rico y tan saludable, que no se siente como un sacrificio, más bien, es como darse un gustito.

Sí, el aceite de oliva Betis no solo añade un sabor increíble a nuestras comidas, también ofrece un sinnúmero de beneficios a la salud, como por ejemplo, su diversidad de vitaminas y antioxidantes. ¡Y eso es solo el principio! A continuación conocerás algunos otros beneficios que trae el aceite de oliva a tu mesa:

Controla la presión arterial y reduce el colesterol

El aceite de oliva Betis contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Estas reducen lo que llaman el colesterol malo mientras aumentan el bueno, ayudando a la prevención de enfermedades coronarias, la hipertensión e, incluso, la diabetes tipo 2.

Ayuda a bajar libritas de más

¡Leíste bien! Si a tu dieta añades aceite Betis, verás resultados favorables en tu índice de masa corporal. Esto se debe a que el aceite de oliva digiere mucho mejor que otros aceites, aumenta el nivel de antioxidantes en la sangre y su consumo no está vinculado con el aumento de peso.

Puede mantener tu piel más joven

Este aceite es rico en vitamina E y antioxidantes, lo que también trae numerosos beneficios a nuestra piel. ¡Así es! Sus componentes ayudan a evitar daños en la piel y, a su vez, retrasan los efectos nocivos como la oxidación de las células y la pérdida de elasticidad y colágeno.

¡A comer rico y saludable con aceite Betis!

¡Únete a este estilo de vida saludable y delicioso! A continuación te compartimos una receta sencilla que puedes preparar hoy. ¡Buen provecho!

Receta de ensalada de granos

Ingredientes:

1 lata de habichuelas negras

1 lata de habichuelas blancas

1 lata de habichuelas rosadas

1 lata de garbanzos

1 cebolla violeta en trozos pequeños

1/2 taza de cilantro

1 cucharadita de ajo molido

un limón

1/4 taza de vinagre de vino tinto Betis

1/4 taza de aceite de oliva Betis

Sal a gusto

Procedimiento:

  • Lava los granos, escurre el agua y échalas en un envase grande.
  • Agrega la cebolla, el ajo y el cilantro y mezcla.
  • Añade el limón, el vinagre y el aceite de oliva y mezcla.
  • Utiliza la sal a gusto.