Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Preocupante la erosión en las costas de Rincón

Por Lester Jiménez / [email protected] 01/19/2017 |00:00 a.m.
El Horizonte
El deterioro fue tal que fue necesario colocar muros de cemento provisionales para intentar detener el desprendimiento de terreno. (Suministrada)  
El mar volvió a alcanzar parte de las carreteras vecinales de la comunidad Estela.

La ya delicada situación de la erosión en las costas de Rincón se agravó aún más debido al reciente episodio de fuertes marejadas que afectó la costa norte y oeste del país.

El Servicio Nacional de Meteorología alertó la semana pasada de fuertes marejadas y corrientes submarinas, producto de un frente frío que llegó hasta la Isla y que duró por varios días.

Y como es ya costumbre, las costas de Rincón recibieron un impacto directo. Según se informó, en la zona se registraron olas de hasta 17 pies y el mar volvió a alcanzar parte de las carreteras vecinales de la comunidad Estela. También afectó significativamente un complejo vacacional en el barrio Córcega.

“El área que ya había sido afectada meses atrás empeoró ahora. El mar se llevó otra parte de la carretera y socavó bastante el terreno. Nos vimos obligados a cerrar la carretera por motivos de seguridad”, destacó Héctor Martínez, director de la oficina de Manejo de Emergencias de Rincón.

El deterioro fue tal que fue necesario colocar muros de cemento provisionales para intentar detener el desprendimiento de terreno en lo que se terminan los estudios del terreno y se agilizan los permi sos de construcción de un muro permanente.

Mientras, Mario González, propietario del Área Recreativa Playa Córcega, lamentó estragos que causó el mar justo frente a su propiedad.

El mar hizo desaparecer prácticamente toda la playa frente a su complejo vacacional y afectó parte del terreno donde ubicaban algunas áreas de descanso.

“Normalmente, un frente de frío nos hace más daño que un Huracán. Esta vez, en un solo día perdimos entre 60 y 70 pies de playa”, sostuvo González.

El comerciante, quien dirige el negocio familiar que cuenta con un restaurante, cabañas y un espacio para estacionamiento de “trailers”, mostró preocupación por la forma acelerada en que se ha afectado la costa de Rincón.

“Cuando mi familia comenzó este negocio aquí hace 50 años, el espacio de playa que había era de más de 800 pies. Pero yo te diría que en los últimos 25 años es cuando más acelerado ha estado la erosión. Ya ves cómo está esto. Me preocupa que perdamos nuestro negocio.

Rincón es uno de los pueblos de la Isla que más se han visto afectados por la erosión de las costas en los últimos años. Los problemas del calentamiento global, así como la construcción de edificios sin tomar en consideración el efecto en el medioambiente, entre otras prácticas, han cambiado el curso natural de la marea e incrementado la erosión en la zona.

El Departamento de Recursos Naturales (DRNA) había señalado el estado de emergencia en que se encuentra este pueblo costero.

Mientras, la Junta de Planificación, a través de un plan de uso de terrenos, trabajaba en el desarrollo de un perímetro que se conocería como la Zona de Riesgo, con el fin de restringir el desarrollo de nuevas unidades y limitar los permisos de extensión de construcción en las costas. 

Regresa a la portada