Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Año cierra con aumento de asesinatos entre familiares

Por Lester Jiménez / [email protected] 12/29/2016 |00:00 a.m.
El Horizonte
En noviembre, tres niños murieron presuntamente asfixiados por su padre, en una residencia de la urbanización Jacaranda, en Ponce. (ARCHIVO)  
El superintendente de la Policía mostró preocupación por este tipo de crimen.

El año 2016 cerrará con una disminución de 7% en delitos tipo uno en comparación con el 2015, pero sí reflejará un alza en asesinatos.

Así lo aseguró el superintendente de la Policía, José Caldero, quien a pesar de estar complacido con la labor realizada por la Uniformada mostró preocupación por los casos de asesinatos que se han registrado entre familiares.

“En asesinatos entre familiares, tenemos cerca de 91. Y eso es reflejo de la poca tolerancia que vivimos en nuestro país”, sostuvo Caldero, quien recordó las masacres de Cabo Rojo y Ponce como algunos ejemplos.

“Este año también vamos a tener más asesinatos que el año pasado, pero a pesar de todo eso, vamos a terminar con menos asesinatos que el año más bajito del cuatrienio anterior”, destacó.

Según explicó, el 2015 cerró con 592 asesinatos, la cifra más baja en los últimos 30 años. Y aunque todavía no se contabiliza el total de muertes violentas en el 2016, ya superan las 600.

“Pero a pesar de todo eso, vamos a terminar con menos asesinatos que el año más bajito que el cuatrienio anterior”, destacó.

En efecto, el 2012 cerró con 977 muertes violentas, mientras que el año anterior, 2013 fue el más violento en Puerto Rico con 1,135 asesinatos.

Caldero identificó como sus mayores logros la reforma de la Policía, la baja en la incidencia criminal en general y el equipo con el que han dotado a la Policía.

Aseguró que pasará su último día al frente de la Uniformada como todos los años, trabajando en la calle en la Despedida de Año y adelantó que se irá de la Policía sin escolta.

“La escolta de los superintendentes por ley es de cuatro años adicionales, pero yo renuncié a ese privilegio. Y tampoco me llevo carro oficial ni nada de eso. Entiendo que no lo necesito”, destacó el veterano oficial, quien espera tomarse unas largas vacaciones antes de decidir cuál será su próximo paso profesional.

Del mismo modo, pidió a los miembros del cuerpo policiaco que apoyen a la nueva superintendente, la coronel retirada Michelle Hernández.

Regresa a la portada