Regalan alegría a pequeños en Mayagüez

Por Lester Jiménez / Para Primera Hora 01/10/2019 |11:45 p.m.
El Horizonte
No es la primera vez que entidades privadas y la Policía de Puerto Rico unen esfuerzos para ayudar a los más necesitados en la zona Oeste. (Lester Jiménez / Para Primera Hora)  
Niños del Hogar Jesús Nazaret fueron sorprendidos con juguetes y otros artículos de necesidad como parte de la iniciativa de Pharmamax y la Policía de Puerto Rico.

Sus caritas de alegría lo decían todo.

Los niños del Hogar Jesús de Nazaret, en el Cerro Las Mesas en Mayagüez, no solo celebraron la inesperada llegada de juguetes y otros artículos que tanto necesitaban, sino que la simple presencia de personas en lo que es su casa, los llenó de alegría.

Se trata de ocho niños, desde edades muy pequeñas, que llegaron hasta este centro luego de haber pasado por algún trauma producto del maltrato, ya fuera físico o psicológico por parte de sus progenitores o custodios. 

Hoy, con la ayuda de un personal atento y comprometido, pueden llamar a este centro, su hogar.

“Aquí albergamos niños víctimas de maltrato de 0 días hasta 11 años y los recibimos para darle amor, servicios, cuidados, subir autoestimas y beneficios. Tenemos capacidad para 14 menores. En estos momentos tenemos ocho, pero estamos en el proceso de ampliar para poder recibir hasta 20 menores”, sostuvo Iris Custodio, coordinadora de servicios del Hogar de Niños Jesús de Nazaret en Mayagüez.

Una camioneta repleta de artículos de primera necesidad y de juguetes arribó al centro temprano la mañana del viernes y fueron recibidos por Custodio, el personal que allí labora y, sobre todo, los pequeñines, quienes disfrutaron de los obsequios y de la presencia de personal de Pharmamax y también de la Policía de Puerto Rico.

La iniciativa fue precisamente coordinada por la empresa Pharmamax y la División de Relaciones con la Comunidad de la Policía de Puerto Rico, región de Mayagüez, quienes ya han realizado actividades similares para familias y entidades necesitadas.

“Trajimos al hogar pañales, pasta de dientes, bobos, cremas para la irritación, jabones, detergente de lavar, juguetes, toallas desinfectantes y varios artículos para poder ayudarlos”, sostuvo Valentín Alonso, presidente de Pharmamax.

Tan pronto los pequeñines recibieron los juguetes -desde muñecas y balones hasta carritos de control remoto- el patio interior del centro se convirtió en un área de recreo, donde disfrutaron al máximo sus nuevas adquisiciones mientras interactuaban con los visitantes.

“Una de las cosas que tratamos de enseñarles es que, como niños, merecen ser felices. Estos niños dependen de estas visitas, porque les hacen sentir que allá afuera hay gente que se spreocupan por ellos y que son importante. Eso le ayuda en su autoestima”, destacó Custodio, cuyo centro lleva 24 años dando servicio a los niños de esa comunidad.

No es la primera vez que entidades privadas y la Policía de Puerto Rico unen esfuerzos para ayudar a los más necesitados en la zona Oeste. 

En noviembre pasado, ayudaron a una pareja de Las Marías que vivían en una difícil situación, sin agua, ni luz y con la señora de la casa enfrentando un difícil cuadro de salud.

Tan reciente como el pasado jueves, también visitaron el Portal de Amor en San Germán, donded repartieron artículos de primera necesidad, llevaron juguetes, almuerzos a los niños y casas inflables para los menores infirmó Judith Díaz Salicrup, vicepresidenta de Phartmamax.

Por su parte, el oficial Melquiades Bellido, de la División de Relaciones con la Comunidad, aseguró que seguirán aunando esfuerzos para ayudar a otras personas necesitadas.

“Desde antes que llegara la reforma de la Policía, ya nosotros veníamos integrándonos con la comunidad y a raíz de eso, estamos haciendo alianzas con entidades privadas para tener la mano y poner nuestro granito de arena”, sentenció.

Regresa a la portada

Tags