Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¿Una avenida o zona de combate?

Por Primerahora.com 06/19/2014 |05:26 p.m.
El director de Obras Públicas Municipal, Javier Medina, respondió al reclamo ciudadano. (Archivo)  
La reparación de la avenida La Ceiba, en Ponce, requiere una inversión de $357,057.

Una zona de guerra.  

Eso es lo que parece la avenida Ednita Nazario, conocida como La Ceiba, en Ponce, debido a que los rotos han ido deteriorando el asfalto.  

Según un ciudadano, que envió la denuncia a Primera Hora a través de [email protected], el área, específicamente la ubicada frente a la urbanización Los Caobos,  parece “una zona de combate debido a tantos rotos que tiene esta avenida principal”.

“Por favor alcaldesa Mayita Meléndez, haga algo por los ponceños”, suplicó.

Primera Hora  solicitó una reacción a la denuncia ciudadana y el director de Obras Públicas Municipal, Javier Medina, dijo, en una comunicación escrita, que la avenida es de jurisdicción estatal,  sin embargo, aseguró que el municipio “está atendiendo con proactividad este asunto”.

Explicó que la reparación de la avenida, compuesta por seis carriles, ida y vuelta, requiere una inversión de $357,057. “Por solicitud de la Alcaldesa, la Autoridad de Carreteras evaluó  las condiciones de todas las carreteras estatales de Ponce, incluyendo la avenida La Ceiba”,  señaló.

Y ojo, esa cantidad no incluye otras carreteras estatales que Medina comentó también necesitan con urgencia una reparación; estas son: la 502, 503, 504, 505, 9 y 10.

“Luego, hubo una reunión en La Fortaleza en el mes de marzo en el que estuvo presente la Alcaldesa y parte de su equipo de trabajo incluyendo este servidor, con el director ejecutivo de la Autoridad de Carreteras y su respectivo equipo de trabajo. Ellos se comprometieron a que en 45 días el Municipio sería informado (de) la fecha de comienzo de los trabajos de asfalto en ese lugar. Pero hasta el momento no hemos recibido ninguna comunicación oficial”, detalló.  

Mencionó que Meléndez puso a disposición de la Autoridad de Carreteras el personal y la maquinaria del municipio para  remover el asfalto viejo, para que ellos procedan a colocar el asfalto nuevo.

Mientras tanto, los ciudadanos, que pagan sus contribuciones, seguirán pasando por allí como si estuvieran en una zona de combate.