Religiosos se oponen a proyectos porque amenazan “la composición de la familia”

Por Antonio R. Gómez 08/14/2013 | 01:54 p.m.
Senadora Mari Tere González (Archivo)  
Maritere González explicó que el proyecto nació de estudios que aseguran que en otros países la educación con perspectiva de género ha ayudado a erradicar la violencia entre parejas.

La organización “Puerto Rico se Levanta Defendiendo la Familia”, integrada por varias agrupaciones religiosas y un grupo de pastores, expresó hoy, miércoles, su oposición a dos proyectos senatoriales que, alegan, atentan contra la niñez puertorriqueña y “la composición de la familia”.

Los dos proyectos, ambos de la senadora Maritere González, son el P del S 484, que ordena la confección y oferta de un currículo sobre equidad de género y prevención de violencia doméstica en el sistema educativo público; y el P del S 437, que es el que viabilizaría la adopción de menores por una persona con el mismo sexo que el padre que tiene la patria potestad.

La senadora González respondió de inmediato los argumentos de los grupos religiosos y defendió, con igual vehemencia, sus medidas.

“Rechazamos el proyecto del Senado 484 que pretende introducir la enseñanza de la perspectiva de género en el currículo del Departamento de Educación. Esta ideología propone que no existe conducta sexual normal y que todas las diferencias entre el hombre y la mujer son aprendidas e impuestas por la sociedad”, dice la declaración de la organización, que, se informó, integran la Fraternidad Pentecostal de Puerto Rico y la diócesis de Arecibo de la Iglesia Católica, así como pastores de diversas denominaciones. César Vázquez actuó como portavoz del grupo.

“Esta idea, abunda la declaración, va a producir confusión en nuestros niños y jóvenes, promoviendo a largo plazo conductas sexuales perjudiciales para su salud. Con esta intromisión indebida, el Estado atenta contra el derecho natural de los padres de educar a sus hijos desde sus propios valores”, insistieron.

El grupo afirmó que en la discusión de este proyecto no se han celebrado vistas públicas, y reclamó al presidente del Senado que convoque a las mismas para deponer en estas.

Sobre el proyecto 437, indicó Vázquez, que “tiene como objetivo permitir la adopción de un niño por una persona del mismo sexo que el padre con la patria potestad, y obviamente sin que estén casados”.

Afirmó que este es un “proyecto de encargo” para revertir la reciente decisión del Tribunal Supremo que rechazó la petición de una mujer que quería adoptar a la niña que había criado desde su nacimiento conjuntamente con su pareja del mismo sexo, que es la madre biológica de la menor.

“Esto es parte del intento para redefinir la institución de la familia, lo cual en última instancia pone en peligro a los niños”, sostuvo. “Esta legislación de encargo pretende revertir una decisión de nuestro Tribunal Supremo para darle un privilegio a una minoría”, agregó Vázquez.

Responde la senadora González

“La perspectiva de género dentro de las escuelas puertorriqueñas es un asunto obligado. Está en el programa de gobierno del Partido Popular Democrático y yo estoy afianzando lo que son esos compromisos con la gente”, expresó la senadora.

“Otras jurisdicciones que han asumido el rol para insertar esa perspectiva de género dentro de las escuelas han disminuido los niveles de violencia intrafamiliar”, destacó la legisladora.

“La pregunta que tenemos que hacerle a estos sectores es ¿qué hemos hecho por décadas para disminuir y erradicar la violencia que se vive todos los días en este país? Lo que hemos hecho no nos ha resultado. Entonces, ¿por qué no darnos la oportunidad con un asunto que es restablecer la perspectiva de género”, cuestionó.

González explicó que el objetivo del proyecto es incorporar al salón de clases la enseñanza sobre la igualdad de los sexos y “el discurso no polarizante para hablar de justicia, de equidad, de diferencias entre hombre y mujer, pero que esa diferencia no nos hace estar unos por encima de otros, o no nos hacen entrar en momentos de agresión cuando se trata de la relación hombre y mujer”.

Recalcó que este proyecto no tiene nada que ver con promoción del homosexualismo, como argumentan los opositores. “Aquí no se trata de promover la homosexualidad en la sala de clases, no se trata de decirle al estudiante tú tienes derecho a tu orientación sexual X, no es hablar de eso específicamente”, insistió la senadora.

“El temor de muchos sectores religiosos es que se fomenten las relaciones homoparentales o el homosexualismo, pero el currículo de perspectiva de género está más que claro. ¿Por qué tenerle tanto miedo, por qué hacerle tanto daño al país?”, cuestionó.

La senadora agregó que el proyecto nació de estudios que aseguran que en otros países la educación con perspectiva de género ha ayudado a erradicar la violencia entre parejas.