Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
El funcionario dijo que no se ha precisado hasta cuándo se van a extender las protestas. (Archivo)  
Vance Thomas dijo que no se ha precisado hasta cuándo se van a extender las protestas.

El secretario del Trabajo, Vance Thomas no quiso cualificar como un “paro general” las manifestaciones que realizan desde temprano en la mañana de hoy decenas de empleados en corporaciones públicas y que en algunas dependencias gubernamentales han desembocado en la paralización de servicios.

“En este momento no queremos especular si se ha convocado un paro general o son actividades aisladas de algunos empleados de corporaciones públicas”, dijo el funcionario tras participar junto con otros jefes de agencias y directivos de corporaciones públicas en el Consejo de Desarrollo Económico e Infraestructura, presidido por el gobernador Alejandro García Padilla en La Fortaleza.

Thomas dijo que no se ha precisado hasta cuándo se van a extender las protestas “y hasta que no tengamos información más precisa no podemos ofrecer declaraciones más concretas”.

No obstante, agregó que en términos de respeto a la libertad de expresión “ha habido un contraste grande con manifestaciones del pasado”.

Sostuvo que varios jefes de corporaciones públicas, que no quiso identificar, han hecho acercamientos a los sindicatos para sentarse a dialogar, pero no han tenido éxito.

Thomas, dijo que por el contrario, ha habido “avances importantes” en las negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos que representan a los trabajadores de las agencias del gobierno central, bajo la Ley 45.

“Lo importante es que por primera vez en la historia, el Estado tiene en la mesa de negociación a representantes sindicales de aproximadamente el 92 por ciento de los empleados públicos. Ellos se mantienen en la mesa y ha habido avances importantes. Están de buena fe, buscando soluciones al país”, sostuvo el Titular del Trabajo.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico, Alberto Bacó dijo que todavía no tienen un estimado sobre el impacto económico de las manifestaciones.

“Es muy temprano”, indicó para agregar que se habían afectado servicios de salud en la Corporación del Fondo del Seguro del Estado.

“El gobernador ha sido claro sobre su apertura, pero hay un sector que insiste en mantener unos beneficios que en este momento no hay los recursos para pagar como bonificaciones”, dijo el funcionario.

Sostuvo que en el Fondo “hay doctores que tienen salarios y beneficios que suman sobre 600,000”.

A preguntas de una reportera indicó que su salario es de $106,000, “lo que ganan los jefes de agencias”.

Cuando la reportera le preguntó si estaba dispuesto a reducirse el sueldo dijo: “No creo que está sobre la mesa… si ese fuese el planteamiento lo acojería. Yo vine aquí a servir”.

Thomas dijo que el tema de los salarios de los jefes de agencias no está bajo discusión en la Ley de Sustentabilidad Fiscal.