Dura realidad para Aury Cruz y Picky Soto

Por Fernando Ribas Reyes 11/07/2018 |11:45 p.m.
Pese a sus ilustres carreras, no parecen ser candidatos para ser exaltados al Salón de la Fama del Voleibol
Aury Cruz solo pudo jugar en su carrera en unas Olimpiadas, las de Río 2016. (Archivo)  

La voleibolista Aury Cruz recién comenzó su temporada número 14 a nivel de  clubes internacionales, ocho de esos en la competitiva liga de Italia.

Todo eso y más, parecen, sin embargo, insuficiente para el Salón de la Fama del Voleibol Internacional.

Cuando se retire, la una vez olímpica, cinco veces mundialista, una vez MVP en Italia, finalista en la Champions League de Europa y una de las mejores pasadoras del mundo tendrá las puertas semicerradas para entrar al Salón de la Fama con sede en Massachussets, Estados Unidos, lugar  donde se creó este deporte.

Así será porque el criterio que principalmente considera el recinto para elegir sus miembros es la participación significativa de un nominado en Juegos Olímpicos.

Cruz solo tiene  una participación olímpica en Río 2016.

Claro está, la participación olímpica de un atleta depende de un equipo en este deporte de conjunto.

“Las Olimpiadas son el primer criterio. Tiene que haber sido parte significante de las Olimpiadas”, dijo George Mulry, director ejecutivo del Salón.

Según ese criterio, más cerrada estará la puerta a la inmortalidad para el tres veces mundialista, mejor anotador del Mundial 2006 y de la Copa del Mundo 2007, el retirado Héctor ‘Picky’ Soto, quien jugó además 10 temporadas a nivel de clubes internacionales.

Soto, quien se retiró hace dos años, no fue atleta olímpico.

Ahora bien,  habría que ver si en su caso pesan  la participaciones con las selecciones en otras competencias, así como su acción a nivel de clubes internacionales y domésticos, lo que es el segundo criterio que evalúan en el Salón de la Fama. 

El miembro del Salón de la Fama, el estadounidense Doul Beal (Clase del 1989), vio a Cruz y a Soto desempeñarse en cancha, sobretodo a Soto mientras él era dirigente de la selección de Estados Unidos o CEO de USA Volleyball.

Beal describe a Soto y a Cruz como “maravillosos” jugadores, pero no se atreve a decir que la participación de ambos fuera de las Olimpiadas será suficiente para que sean considerados para el Salón. 

Los Hall of Famers son los habilitados para votar.

“Sería tremendo recibir una nominación para ambos, incluyendo sus logros históricos. No puedo predecir cuáles son sus oportunidades. Ciertamente, la selección (del nominado) es basada grandemente en sus logros internacionales, aunque estamos constantemente evaluando los criterios”, dijo Beal.

Un atleta pueden ser nominado por cualquier persona cinco años después de su retiro; necesitará el 75 por ciento del total de los votos para ser escogido.

Regresa a la portada

Tags

Aury CruzPicky Soto