Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Pequeños inolvidables en la pantalla chica

07/30/2011 |
Pedrito Muñiz junto a sus compañeras de elenco en Maripili: Alfonsina Molinari, Mónica Muñiz y Khatia Yarie.  ( Archivo)  
Hay dos programas locales que son obligatorios en esa lista generacional.

Más de una persona habrá visto ese mensaje a través de Facebook o quizás lo haya recibido por correo electrónico, en el que aparece una larga lista de las cosas que ayudan a identificar si eres de una generación. Que si jugabas este videojuego, que si veías tal o cual programa, la lista es larga, dependiendo de la generación a la que pertenezcas.

En el caso de los que nacieron o se criaron en la década de los 80 hay dos programas locales que son obligatorios en esa lista generacional: Maripili y Los angelitos.

Estas dos producciones locales, las cuales se emitieron entre finales de la década de 1980 y principios de 1990, son un referente común entre una generación que creció viendo en la pantalla chica personajes, situaciones y contextos que le eran totalmente cercanos y de fácil identificación. Estos espacios gozaron de éxito por la calidad de sus libretos, pero sobre todo, por el buen desempeño de sus talentos. Ambos eran protagonizados por niños y niñas artistas, quienes conquistaron con sus ocurrencias y naturalidad a cientos de puertorriqueños.

Algunos de esos jovencitos que el público recuerda con cariño son Alfonsina Molinari, quien interpretó a la traviesa “Maripili”; Alexis Rosado, el “Cheche” de Los angelitos; Pedrito Muñiz, quien le dio vida al pequeño “Tito” en Maripili, y Yesenia Droz, hoy día mejor conocida como Daniela Droz, quien participó en varios programas locales, incluyendo Maripili, en el que interpretó a “Chiqui”.

Todos estos talentos iniciaron entre las edades de 6 y 11 años en el ámbito artístico y la mayoría lo logró a través de audiciones.

Alfonsina Molinari relató que inició a los 11 años en el programa La pensión de doña Tere, en el que estuvo dos años y le dio vida a la niña “Anaís”. A la par con este trabajo, se estrenó en teatro en la obra Mujeres, en la que su madre, Johanna Rosaly, también actuó. Molinari destacó que su entrada en el ámbito artístico se dio por medio de audiciones y no necesariamente por ser hija de Rosaly.

Cuando tenía 13 años de edad, Alfonsina Molinari recibió un acercamiento del productor Pedro Muñiz, quien había escrito un personaje pensando específicamente en ella. Fue así como nació la comedia familiar Maripili, que se emitió por el desaparecido canal SuperSiete por dos años aproximadamente. Laborar en esta serie fue sumamente divertido para la joven, pero a la vez representó una fuerte carga de trabajo, ya que estudiaba en las mañanas y grababa el programa en las tardes.

“En 1990 terminó Maripili y acto seguido Pedro Muñiz escribió otro proyecto pensando en mí, pero no acepté porque quería tener una vida de estudiante normal porque yo grababa todos los días… Así que dije que no y desde ese momento no tuve más participación fija en la televisión, aunque me mantuve haciendo unitarios”, comunicó Alfonsina, quien en la actualidad sigue desempeñándose como actriz.

La intérprete de “Maripili”, a su vez, guarda gratos recuerdos de esa etapa en la televisión y agradece por todas las oportunidades que tuvo, las cuales, señaló, fueron su gran escuela.

Pedrito Muñiz, quien le dio vida a “Tito”, el hermano menor de “Maripili”, no recuerda la edad precisa en la que inició en la televisión, pero sí sabe que estuvo desde muy pequeño en los estudios de grabación en compañía de su padre, Pedro Muñiz, y de su abuelo, el fenecido productor Tommy Muñiz. Su primera participación fija en la pantalla chica fue con el mencionado programa familiar. Al igual que Alfonsina, Pedrito precisó que el trabajo era fuerte y que en ese entonces no se sentía muy a gusto con la publicidad y el reconocimiento público.

“Hubo un periodo que le cogí mucho miedo a la cámara porque la cuestión de la publicidad y la popularidad me afectaron, pero ya estudiando en universidad volví a sentirme cómodo”, indicó. Aún así, Pedrito destacó que la oportunidad de estar en proyectos artísticos desde que era un niño lo llena de satisfacción, pues sabe que formó parte de una generación de talentos puertorriqueños.

“Hasta cierto punto toda esa experiencia me ayudó en mi desarrollo como ser humano, me hizo ser más humilde, y lo más importante, es que de una manera u otra me siento que formo parte de una generación que creció viendo televisión local”, comunicó el joven, quien actualmente se desempeña como director y editor.

Un angelito

El programa infantil Los angelitos, que se emitió por WapaTV bajo la producción de Elin Ortiz, le ofreció la oportunidad a diversos niños y niñas para desarrollarse en el medio televisivo. Tal fue el caso de Alexis Rosado, recordado como el “Cheche” en dicha producción. Alexis inició en la pantalla chica a los nueve años en el programa El barrio cuatro calles, pero muchos se acuerdan de él por su participación en Los angelitos.

“Recuerdo que se trabajaba muchísimo. Grabábamos todos los días y también los fines de semana porque los sábados teníamos el Club de los angelitos y los domingos diversas actividades privadas. Fue algo bien chévere porque fue un programa que marcó una era en Puerto Rico. Imagínate que hasta destronó a El Chavo del 8”, rememoró Alexis, quien señaló que no guarda comunicación con el resto del elenco de Los angelitos, que incluía a “Lucy”, “Normita”, “Yokomo” y “Pitito”, por mencionar algunos.

Luego de que este programa saliera del aire, Alexis Rosado participó en otras producciones, como Maripili y Sunshine’s Café, además, estuvo en obras teatrales, siguió haciendo comerciales y moderó el programa La hora infantil del deporte que se emitió por WIPR.

Aunque actualmente no está activo en la actuación y labora como ejecutivo de ventas, Alexis no descartó regresar a algún proyecto artístico.

“Salí de la televisión porque no había taller y porque uno va creciendo y se van acabando los guisos, pero de verdad que si me dan la oportunidad de regresar, lo haría, especialmente si es un programa dirigido a los niños porque no hay”, manifestó Alexis, a la vez que agradeció esa experiencia que tuvo de niño, pues “me dio confianza en mí mismo”.

De Yesenia a Daniela

La más joven que empezó en la televisión de este grupo de talentos fue Daniela Droz, quien se estrenó a los seis años de edad en el musical “Annie”. En ese entonces, la hoy actriz y cantante, llevaba su nombre verdadero Yesenia Droz, el cual se cambió a finales de 1990 cuando lanzó su primera producción discográfica. La artista relató que empezó en la televisión en la comedia Cuqui y después hizo Maripili, así como la película Cuentos para despertar, basada en los relatos del escritor Abelardo Díaz Alfaro, bajo la dirección del cineasta puertorriqueño Luis Molina.

“Wao! Son muchos los recuerdos que guardo de esa época que empecé en la televisión. Pero lo que más atesoro es que era una niña muy feliz, pues contaba con el apoyo de mis padres maravillosos para poder realizar lo que más me apasiona en la vida”, contó, quien en 1985 fue coronada como Miss Maja Infantil de Puerto Rico.

“Todas esas experiencias me dieron mucha seguridad y me han ayudado un montón para lo que vino después”, puntualizó.