Placeholder

Por Dra. Veroshk Williams

Bienestar infinito

Trabaja tu salud mental con el espacio de tu hogar

07/16/2018
(Archivo)
(Archivo)
¿Has notado la diferencia de cuando tu espacio esta muy regado o cargado con cómo piensas?

Una forma para trabajar con tu salud mental es asegurando que tu espacio promueve la calma, la tranquilidad y la liviandad. Tu hogar debe ser un santuario para ti. Sea mucho o poco el tiempo que estés en él, es el lugar que te recarga o hace precisamente lo contrario.

Lo que quieres lograr es que siempre sea un espacio de recarga. Psicológicamente hablando es el lugar que tu mente tiene para tener su “reset” diario. Tu espacio deber ser reflejo de lo que quieres experimentar en tu vida. Lo debes cuidar como parte de tu rutina de salud, específicamente, por tu salud mental.

¿Has notado la diferencia de cuando tu espacio esta muy regado o cargado con cómo piensas? Cuando hay menos espacio físico en el hogar, esto se traduce al espacio mental e incluso al emocional. Muchas veces el sentimiendo de estar sobrecogida o “overwhelmed” se agudiza por cómo está el espacio que se habita. En momentos, explica como tenemos dificultades en las relaciones con los demás miembros del hogar o incluso con gente fuera de el.

Sobre todo, el hogar debe inspirarte para que sea un lugar de descanso. Experimentar comodidad en el espacio es vital. A parte de lo fisico, en todos los sentidos el hogar debe ser ese lugar especial para cada quien. De no serlo, hay que trabajar  y hacer lo necesario hasta lograrlo.

A lo largo de mi experiencia tanto personal como la profesional, en el momento en la que una persona no se siente bien en su casa, es uno de los primeros síntomas de que algo en su vida no anda bien. Antes de considerar un cambio radical como una mudanza o hasta la venta de una propiedad se debe poner cierto esfuerzo para mejorar el sentimiento de hogar.

Aquí algunos tips de cómo hacerlo:

1. Asegura el orden cotidiano.

2.Crea rutinas.

3.En un espacio tranquilo y especial dentro de tu hogar.

4.Constantemente, regala, bota y/o libérate de objetos materiales del pasado que se dañen o no te traigan agrado.

5.Cada vez que pases un mal rato en el espacio, límpialo energéticamente con algún incienso.

6.Práctica el minimalismo: mientras menos cosas tengas mejor.

7.Programa limpiezas físicas profundas (para asegurar que cada rincón este libre de polvo).

8.Haz de tu espacio uno de tu agrado en términos de colores y apariencia.

9.Ten rituales para sentirte conscientemente en tu hogar.

10.Solo trae personas a tu casa que la llenen de luz y buena vibra.

11.Pon todo donde va.

Ahora solo queda trabajar con tu salud mental de esta manera.


Tags

salud mental