Tormenta tropical Gabrielle se sigue fortaleciendo alejada de tierra

Por Primerahora.com 09/08/2019 |04:33 p.m.
Gabrielle tiene vientos de 65 mph. (NOAA)  
La séptima tormenta de la temporada de huracanes no afectará ningún país.

La tormenta tropical Gabrielle continúa su rumbo hacia aguas abiertas en el norte del océano Atlantico y sigue fortaleciendose, según informó esta tarde el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en Miami.

El sistema tiene ahora vientos de 65 mph y es posible que logre ser huracán aunque sea por un corto periodo de tiempo. Su centro está localizado en la latitud 35.3, longitud 49.4.

"Es posible un ligero fortalecimiento durante esta noche. Se espera que el debilitamiento gradual comience el lunes y se espera que Gabrielle comience la transición a una baja presión extratropical el martes por la noche", indica el CNH en su boletín correspondiente a las 5:00 de la tarde del domingo.

Gabrielle es el séptimo sistema tropical nombrado en lo que va de la temporada de huracanes 2019. Nació el pasado 3 de septiembre al oeste de las islas de Cabo Verde y su movimiento ha sido siempre hacia el noroeste.

En esta temporada se esperan de 10 a 17 tormentas tropicales con nombre, es decir con vientos superiores a las 39 millas por hora, y de ellas de 5 a 9 huracanes, con vientos de 74 millas por hora o más, según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA).

Se trata de una temporada con un 45 % de probabilidades de una actividad "por encima de lo normal", que es de 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 importantes.

En lo que va de la actual temporada de huracanes, que comenzó en junio pasado, se han registrado también las tormentas tropicales Chantal, Andrea, Erin, Fernand y Barry, que se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana, donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa.

Dorian, que se formó el pasado 24 de agosto, ha sido el fenómeno más catastrófico del año al alcazar la categoría máxima en la escala de huracanes y azotar Bahamas con vientos de 185 mph.

Regresa a la portada