Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

En Puerto Rico el único plástico que se recicla son las botellas

Por Nydia Bauzá / [email protected] 02/21/2019 |07:59 p.m.
(Archivo)  
Mientras algunos se expresaron a favor de prohibir los plásticos de un solo uso, otros estuvieron en contra.

La compañía de recogido de desperdicios Consolidated Waste Services (Conwaste) favoreció hoy un proyecto de ley que busca prohibir la venta, utilización y distribución de plásticos de un solo uso en establecimientos comerciales en el País.

“Producimos cientos de millones de toneladas de plástico cada año, la mayoría de los cuales no se pueden reciclar. Es obvio que necesitamos usar menos plástico, avanzar hacia productos y servicios ambientalmente sostenibles y llegar a la tecnología que recicla el plástico de manera más eficiente”, expuso la vicepresidenta de Asuntos Gubernamentales de la empresa, Maribelle Marrero Vázquez en una vista pública en la Cámara de Representantes.

Subrayó que al presente solo las botellas plásticas se pueden reciclar. “Ni los tenedores, ni las cucharas plásticas, tampoco los sorbetos ni envases de comida para llevar. Todos caen en la categoría de desperdicios sólidos no peligrosos que hay que disponerlos con la basura regular”, sostuvo Marrero Vázquez.

Dijo, sin embargo, que éstos son artículos de un solo uso, que pudiéramos vivir sin ellos y sustituirlos por artículos de un menor impacto ambiental.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (Asore), José Santaella, se opuso a la pieza legislativa.

“No podemos avalar proyectos de ley cuyas repercusiones y efectos tanto para el sector comercial, como para los consumidores no son parte de un plan pensado y analizado”, dijo Santaella.

Sostuvo que la prohibición total de los plásticos de un solo uso descartaría situaciones como la sequía y el racionamiento recientemente anunciado o la posibilidad de una emergencia o crisis como la sufrida por el paso del huracán María. “Si no hubiera sido por los plásticos de un solo uso, los restaurantes no hubieran podido alimentar a miles de personas”, indicó Santaella.

El proyecto de ley incluye un período de transición de tres años, para que entre en vigor la prohibición.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Tania Vázquez Rivera, apoyó la iniciativa legislativa, pero recomendó que se consulte con el Departamento de Justicia si la medida tendría implicaciones de carácter constitucional.

Regresa a la portada

Tags

Reciclajeplástico