Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Testifican que exlegislador ordenó crear institución para recibir fondos públicos

Por Frances Rosario / [email protected] 03/01/2019 |11:01 a.m.
Según relató, Rodríguez Ruiz supuestamente le dijo, “antes de salir por la puerta, que ya quería empezar temprano en el cuatrienio a abrir las organizaciones”. ([email protected])  
Según Darilly Torres Santiago, exempleada y testigo estrella, el exrepresentante también escogió la junta directiva que sufragaría sus sueldos con asignaciones legislativas.

Tan pronto juramentó como representante, el 2 de enero de 2017, Ramón Rodríguez Ruiz y la que fuera directora de su oficina legislativa, Soniel Torres Suárez, presuntamente encomendaron a una de sus empleadas a crear una institución sin fines de lucro en el Departamento de Estado y a solicitar donativos legislativos para que supuestamente la junta de la entidad tuviera dinero para pagarse su salario.

 
Nervios entre un revelador testimonio contra Ramón Rodríguez Ruiz

El FEI asegura tener un "buen caso", luego de que una exempleada del exrepresentante narró cómo recibió órdenes para crear dos corporaciones con el fin de recibir donativos legislativos.

Así lo estableció hoy la testigo estrella del Fiscal Especial Independiente (FEI), Darilly Torres Santiago, durante su testimonio ante el juez Juan Frau Escudero, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, como parte de la continuación de la vista preliminar en contra del expulsado representante.

La que fuera directora de la Comisión de Desarrollo Integrado de la región Centro-Sur, la cual era presidida por Rodríguez Ruiz, contó que mientras el exrepresentante salía por la puerta de su oficina para acudir a la juramentación del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, le dio las instrucciones para crear la entidad Lazos Dorado de Amor. Mientras, Torres Suárez le entregó un papel “como arrancado de una libreta” en el que se detallaban los nombres de las personas que estarían en la junta directiva. 

Según relató, Rodríguez Ruiz supuestamente le dijo, “antes de salir por la puerta, que ya quería empezar temprano en el cuatrienio a abrir las organizaciones”.

La testigo señaló que siguió la instrucción rápidamente y procedió incorporar en la página cibernética del Departamento de Estado la corporación. 

“Eso tiene un costo de $5, que nadie me proveyó la tarjeta de crédito, y tuve que utilizar la mía”, afirmó Torres Santiago, al establecer que el proceso de incorporación lo realizó desde la computadora portátil de Torres Suárez. 

Asimismo, la testigo afirmó que luego comenzó el proceso de solicitar los donativos legislativos, pues el exlegislador y la exdirectora de su oficina le habían prometido a una de las líderes de la Junta, a la que identificó como Yazmarie Correa, que se le pagaría un salario con el dinero que esperaban recibir de los donativos legislativos.

Torres Santiago especificó que tuvo que “entrar a la página de Fondos Legislativos para entrar la solicitud de los fondos legislativos a petición de Ramón”.

Explicó que todo el proceso se le encomendó, ya que “más nadie lo sabía hacer en la oficina”. 

Ocho días más tardes, específicamente, el 10 de enero de 2017, la testigo alegó que Rodríguez Ruiz le ordenó crear otra organización. Se trataba de Futuros Deportistas, Inc.

Indicó que la orden se la dio mientras se encontraba en su escritorio y estaban presentes otros empleados de la oficina legislativa.

Aludió a que el exlegislador supuestamente le dijo que “él tenía planes para su distrito de abrir una organización para su distrito dedicada a deporte”.

De paso, la testigo aludió a que el exrepresentante le entregó un papel escrito a manuscrito con los nombres y la información de las personas que compondrían la junta de la entidad. Expuso que la presidenta era Wanda Clavell.

Al igual que alega hizo con la organización Lazos Dorado de Amor, la exempleada legislativa usó su tarjeta de crédito para pagar los $5 de la incorporación.

Durante su testimonio, la mujer explicó que cuando laboró en la oficina del exrepresentante Luis “Narmito” Ortiz Lugo también incorporó organización. Contó que la diferencia era que los proponentes iban a la oficina a pedir ayuda y con Rodriguez Ruiz nunca tuvo contacto con nadie.

Explicó que, tras haber incorporado a las entidades, les exponía al exlegislador y a su directora de oficina que no lograba comunicación con los alegados miembros de las juntas de las entidades para poder completar el proceso de solicitud de fondos legislativos que había comenzado.

Alegó que Rodríguez Ruiz la ordenó a preparar los documentos sin contar con los miembros de la junta de estas entidades.

“Monta el muñeco, que de lo demás me encargo yo”, alegó que le dijo Rodríguez Ruiz, lo que le pareció “raro”.

También expresó que le incomodó que desde que comenzó a trabajar el 2 de enero con Rodríguez Ruiz entendía que se función estaba centrada en las entidades que había creado que en su función de directora de Comisión.

“Me estaba consumiendo más tiempo las propuestas que el trabajo de la Comisión”, sentenció.

Dijo que, a su entender, “la prioridad para el puesto era la Comisión, pero la prioridad para Ramón eran las organizaciones”. Por tal razón, aludió a que “me sentí rara y presionada” en su trabajo. 

Torres Santiago laboró en la oficina del legislador desde el 2 de enero 2017 hasta el 14 de marzo de 2017. Previamente, trabajó por espacio de dos años con el exrepresentante Luis “Narmito” Ortiz.

Según la acusación sometida por el FEI contra el exlegislador del Partido Nuevo Progresista (PNP), el delito principal está relacionado a los intentos que éste realizó para intervenir con oficiales de la Cámara de Representantes para obtener donativos legislativos para dos corporaciones sin fines de lucro creadas en su oficina legislativa. Estas eran Lazos de Amor y Futuros Deportistas.

Por los hechos, Rodríguez Ruiz y la exdirectora de su oficina, Soniel Torres Suárez, fueron acusados el pasado 28 de septiembre ante juez José Parés de fraude en concierto y común acuerdo.

Un segundo cargo fue radicado contra el exrepresentante por interferencia indebida en operaciones gubernamentales.

Según ya ha trascendido en la vista preliminar, a las dos corporaciones se les asignaron fondos legislativos de una manera irregular. Trascendió que sus representantes no habían entregado todos los documentos necesarios para que les fuesen aprobados y alguno de los miembros de las juntas alegaron que desconocían que sus nombres fueron incluidos en dichas entidades.

Mientras, todavía no ha trascendido en el proceso judicial para qué utilizarían estos fondos públicos Rodríguez Ruiz y Torres Suárez.

Por estos hechos, Torres Suárez renunció a su derecho de enfrentar una vista preliminar para pasar directo a juicio. El mismo fue pautado para el 12 de marzo.

En total, son 10 cargos que pesan contra Torres Suárez. El principal es de fraude. Otros dos son de perjurio por supuestamente mentir ante la Comisión de Ética de la Cámara y ante un notario público sobre un incidente de violencia doméstica en que Rodríguez Ruiz supuestamente la agredió en el rostro. Además, se le imputan tres cargos por malversación de fondos públicos, tres cargos por falsificación ideológica y un cargo por fraude o engaño a testigo.

Cabe destacar que Rodríguez Ruiz fue expulsado el 15 de febrero del 2018 de la Cámara de Representantes bajo el alegato de que golpeó en el rostro Torres Suárez el 10 de noviembre de 2017 en el barrio Paso Seco, en Santa Isabel. Aunque este asunto fue investigado por Justicia y el FEI, no se radicaron cargos relacionados al alegado incidente.

Los fiscales este caso son Guillermo Garau, Cándida Sellés y Manuel Núñez Corrada. Mientras, Rodríguez Ruiz está representado por su hermano, Luis Noel Rodríguez Ruiz, así como por los abogados Luis Pinto Andino, José Lorenzo Román y Chaka Bermúdez.

Regresa a la portada