Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Federales esclarecen asesinato de banquero Maurice Spagnoletti

Por Primerahora.com 12/12/2018 |09:48 a.m.
El crimen ocurrió hace 7 años, en el 2011. (Archivo)  
Podrían enfrentar la pena de muerte.

Las autoridades federales anunciaron hoy arrestos relacionados al esclarecimiento del asesinato del banquero Maurice Spagnoletti, alto ejecutivo del desaparecido Doral Bank.

Spagnoletti, de 56 años, fue ultimado a tiros el 15 de junio de 2011 cuando conducía hacia su hogar en San Juan luego de salir de su trabajo.

El pliego acusatorio no detalla por qué mataron a Spagnoletti, pero sí acusa a cuatro de los seis acusados de hoy en el crimen, esto por el uso de un arma de fuego usada para el trasiego de drogas "y en el curso de ese crimen, los acusados causaron la muerte de Maurice Spagnoletti".

En una demanda civil desestimada en 2014, familiares del asesinado banquero alegaron que el crimen fue planificado luego de que Spagnoletti descubriera un supuesto esquema de fraude en Doral Bank, lo que provocó que recibiera amenazas de muerte y su eventual asesinato.

En entrevistas a diversos medios, la jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, dijo que Spanoletti ordenó la cancelación del contrato de la empresa de mantenimiento del acusado Rivera Solis, pero ese contrato era parte de la forma en que el grupo criminal que dirigía el acusado lavaba dinero, por lo que se decidió ultimar al banquero.

Mediante un comunicado de prensa, la fiscalía federal anunció que el 6 de diciembre de 2018, un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico presentó una tercera acusación enmendada contra seis individuos por conspirar para distribuir sustancias controladas, y posesión de armas de fuego para promover un delito de narcotráfico, anunció Rosa Emilia Rodríguez Vélez, Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico.

Cuatro de estos individuos, Luis Carmona Bernacet, alias “Canito Cumbre”; Yadiel Serrano Canales, alias “Motombo”; Rolando Rivera Solís; y Alex Burgos Amaro, alias “Yogui” enfrentan un cargo por utilizar un arma de fuego durante y en relación con un delito de narcotráfico que resultó en el asesinato del banquero Maurice Spagnoletti.

El FBI estuvo a cargo de la investigación con la asistencia de la Policía de Puerto Rico.

En la acusación se alega que desde el año 2000 hasta el 2014, en los municipios de San Juan, Trujillo Alto, Guaynabo y Bayamón, los acusados Luis Carmona Bernacet, alias “Canito Cumbre”; Yadiel Serrano Canales, alias “Motombo”; Alan Lugo Montalvo, alias “Allan Lugo Montalvo”; Fabiany Almestica Monge; Rolando Rivera Solís; y Alex Burgos Amaro, alias “Yogui” poseían con intención de distribuir cocaína crack, cocaína y marihuana.

Los cargos tres, cuatro y cinco incluyen el uso de un arma de fuego durante y en relación a un delito de narcotráfico que resultó en asesinato, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 924 (j) (1). Los cargos tres y cuatro acusan a Carmona Bernacet de los asesinatos de William Castro el 30 de diciembre de 2002 y René Cruz el 6 de diciembre de 2006, respectivamente.

En cuanto al asesinato de Maurice Spagnoletti detallado en el cargo cinco, el gran jurado acusó a Carmona Bernacet, Serrano Canales, Rivera Solís y Burgos Amaro, de en concierto y común acuerdo asesorar, mandar, inducir, obtener y portar armas de fuego durante y en relación a un crimen de narcotráfico, y en el curso de ese crimen, asesinaron a Maurice Spagnoletti.

Como parte de la conspiración de narcotráfico, la acusación alega que los co-conspiradores establecieron puntos de distribución de drogas entre varios residenciales públicos y otras áreas. Los acusados actuaron en diferentes roles para promover los objetivos de su organización y habitualmente poseían, portaban, blandeaban y usaban armas de fuego para protegerse a sí mismos y a la organización de narcotráfico.

Además, la acusación alega que los co-conspiradores empleaban legalmente a otros miembros de la conspiración en negocios relacionados a mantenimiento y servicios de limpieza para ocultar sus actividades ilegales. Los líderes de la organización practicaban la Santería para proteger las actividades de narcotráfico. Los líderes usualmente se identificaban vistiendo atuendos y amuletos usados regularmente en la religión de Santería. Realizaban ceremonias y cultos religiosos antes de participar en actividades ilegales y otros incidentes violentos para proteger a los líderes, la organización y sus actividades de narcotráfico.

“Las agencias de ley y orden federales y estatales trabajaron incansablemente durante la investigación de esta organización criminal violenta, cuyos miembros son responsables de al menos tres asesinatos, uno de los cuales fue el asesinato del banquero Maurice Spagnoletti en el año 2011”, dijo Rosa Emilia Rodríguez Vélez, Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico. “Los cargos de hoy demuestran nuestro compromiso continuo de eliminar de nuestras comunidades a los delincuentes más violentos y llevarlos ante la justicia. La investigación continúa a pesar de que hoy presentamos una acusación sobre el asesinato de Maurice Spagnoletti”.

Douglas A. Leff, Agente Especial a Cargo del FBI, División de San Juan, declaró: “Los fiscales y agentes se mostraron inquebrantables en su incansable dedicación para ver que estos crueles asesinatos se resolverían. Si bien el dolor inimaginable de los familiares de las víctimas nunca se eliminará, el sistema de justicia se asegurará de que los responsables paguen un alto precio por su disposición a matar a otro ser humano para promover su propia codicia”.

La Fiscal Federal Auxiliar Kelly Zenón Matos está a cargo del caso. De ser declarados culpables, los acusados enfrentan una sentencia mínima de 15 años; desde 10 años hasta cadena perpetua por el cargo de conspiración de drogas, y desde 5 años hasta cadena perpetua por los cargos por armas de fuego.

Por el asesinato de Maurice Spagnoletti, los acusados podrían enfrentar la pena de muerte o hasta vida en prisión.


Regresa a la portada