Muere adolescente durante enfrentamiento con policías en Gurabo

Por Maribel Hernández Pérez 01/10/2019 |01:26 p.m.
Este es el segundo incidente en Gurabo en el que un pistolero que enfrenta a policías en lo que va de año. (Archivo)  
Viajaba en una guagua reportada hurtada y se le ocupó un arma ilegal.

La investigación de una pandilla dedicada a hurtar automóviles a mano armada, que en lo que va de año ha cometido al menos media docena de estos delitos en Caguas y Gurabo, culminó con la muerte de un adolescente y dos agentes lesionados durante la noche de ayer, miércoles, en la cancha de la urbanización O’Reilly en Gurabo.

El comandante del área de Caguas, teniente coronel José J. García Díaz, relató que un grupo especial de agentes de la División de Arrestos Especiales que investigaba a la ganga en horas de la tarde de ayer detectó estacionada en el lugar una guagua Mitsubishi Outlander, color gris, del 2009, hurtada mediante “carjacking” el 18 de diciembre del 2018 en Caguas.

“Estaban haciendo una vigilancia para ver quienes iba a abordar el vehículo y como a las 9:10 p.m. observaron a un individuo con un ‘jacket’ con capucha que brinca la verja del residencial y activa el ‘beeper’ para abrir la guagua, se monta. Los agentes se mueven corriendo y se identifican como policías. Sale en retroceso, un agente queda pillado entre la guagua y el carro confidencial y cuando ve que va hacia él le dispara. El agente se cae porque le pisa el pie (con el neumático)”, narró el teniente coronel.

Acto seguido, el sospechoso emprendió la marcha y le apunta con un arma de fuego a dos agentes que llegaron como refuerzos, hasta que choca con la puerta de su vehículo e impacta al segundo policía, sigue y se estrella contra una residencia donde certifican su muerte a consecuencia de heridas de bala.

El fallecido fue identificado como Pedro J. Cruz Núñez, de 17 años y vecino del mencionado residencial, a quien se le ocupó una pistola marca Glock, de calibre .45, con un cargador, tres balas y una bolsita con aparente picadura de marihuana.

“Por la pureza de la investigación el Negociado de Investigaciones Especiales se hizo cargo de la pesquisa”, agregó García Díaz.

Se ocuparon las armas de fuego a los cuatro agentes para fines investigativos, de análisis de balística e identificar qué casquillos son de las pistolas de los policías y del fallecido.  

“Pertenecía a una ganga dedicada a hacer ‘carjacking’ que ha cometido una serie de robos entre diciembre y enero y nosotros creamos un grupo que ya ha identificado a los individuos que pertenecen a esa pandilla, sabemos quiénes son y los tenemos identificados”, sentenció el funcionario, al agregar que estos vehículos son utilizados para cometer otros delitos.

Como es de rigor la División Especializada en Investigaciones de Incidentes de Uso de Fuerza también llevará a cabo una investigación administrativa. 

Este es el segundo incidente en Gurabo en el que un pistolero que enfrenta a policías en lo que va de año.

El otro caso sucedió el 2 de enero en la carretera PR-189 frente a un negocio de venta de pollos asados, que dejó el saldo de un hombre muerto por sicarios y otro herido de bala por policías.

Los sucesos ocurrieron cuando los ocupantes de una camioneta, color blanca marca Chevrolet, eran perseguidos por sicarios desde una guagua y se detuvieron en el estacionamiento del negocio para escapar de los gatilleros.

Uno de los individuos que ya estaba herido corrió hacia la parte posterior del restaurante, y cuando dos instructores de tiro de la Academia de la Policía en Gurabo que hacían fila para almorzar se percataron de lo que sucedía, intentaron detener a un sicario que cubría su rostro con una careta blanca y estaba armado de un rifle quien les hizo frente.

El individuo resultó herido de gravedad y el que buscó refugio falleció mientras recibía los primeros auxilios en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Gurabo.

Regresa a la portada

Tags

carjackingGurabomenor