La organización política que agrupa a miembros de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transexual y transgénero (Lgbtt) en el Partido Popular Democrático (PPD) se unió al llamado para que el Gobierno no intervenga en la demanda que una pareja de lesbianas presentó ante el foro federal para solicitar que su matrimonio sea reconocido en Puerto Rico.

Ricardo L. Ramos Soto, director ejecutivo de Populares LGBTT y Aliados, indicó mediante comunicado de prensa que el caso radicado por la abogada Ada Conde y su esposa Ivonne Álvarez pudiera abrirle las puertas a la comunidad Lgbtt a obtener más derechos y la igualdad.

"La Constitución del Estado Libre Asociado, en su origen, reclama la igualdad de todos y todas las ciudadanas de nuestro país. Exhortamos al Gobierno que honre esa Constitución y permita que los tribunales decidan a favor de la igualdad”, afirmó Ramos Soto.

Por ello, pidió al gobernador Alejandro García Padilla, al secretario de Justicia, César Miranda, y a la procuradora general, Margarita Mercado, que no se usen fondos del pueblo de Puerto Rico para oponerse al reclamo.

Más temprano este miércoles el activista de derechos humanos, Pedro Julio Serrano, también había pedido al gobernador que no defendiera la prohibición al derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo ante el pleito federal presentado por Conde y su esposa para que se reconozca en la Isla su matrimonio, pactado en Massachusetts hace una década.

“En primer lugar, quiero felicitar a las valientes amigas y activistas Ada Conde e Ivonne Álvarez por dar este histórico paso. Hace mucho sentido que siendo la primera pareja puertorriqueña en casarse en Massachusetts – el primer estado donde se legalizó este derecho – que el primer pleito de esta clase lo radiquen ellas”, indicó Serrano en comunicado de prensa.

“Invito al gobernador y su gabinete a aprovechar esta demanda para estar en el lado correcto de la historia. Tengan presente que, en poco tiempo, los tribunales federales de Texas, Utah, Kentucky, Virginia y Michigan han resuelto a favor de la igualdad de las parejas del mismo sexo. La igualdad matrimonial es inevitable. Va a suceder. Por eso, el gobernador no debe defender lo indefendible en este pleito legal”, añadió Serrano.

Por último, el activista invitó a otras parejas del mismo sexo que no se han casado aún a que radiquen pleitos similares en el Tribunal Federal para que se reconozca también el derecho al matrimonio en Puerto Rico.

“Es hora de que en esta Patria podamos tener el mismo derecho que tienen las parejas heterosexuales de casarnos y acceder a todos los beneficios, derechos y protecciones que el Estado confiere. Ya es hora de la igualdad”, manifestó.