Acevedo Rodríguez, de 40 años, llegó al laboratorio a eso de la 1:18 p.m. donde maltrató psicológicamente a Lourdes del Carmen Cuevas Natal, de 42 años, a quien le manifestó “me voy a matar” y sacó una navaja cortándose en la muñeca izquierda.

A pesar de que el individuo fue arrestado por la agente Julia Cruz, ya que también había amenazado de muerte a la mujer en su lugar de trabajo, el fiscal Diego Velázquez lo citó para el 12 de junio a la fiscalía de Mayagüez.

Solo se hace constar que ese día la jueza Angie Acosta, del Tribunal de Mayagüez, se expidió una orden de protección y un policía acudió a la residencia para desalojarlo de la vivienda.

Fue una vecina de la víctima, quien lo albergó.

En varias ocasiones el individuo llamó a Cuevas Natal para pedirle que lo perdonara, posteriormente, ayer, sábado, la comenzó a llamar de diferentes números telefónicos para indicarle que la iba a matar que la buscaría para esconderla hasta la fecha de la cita.  

Cuevas Natal, quien era presidenta de los Laboratorios Nazarry desde el 2018, según su cuenta de Facebook, fue apuñalada por Acevedo Rodríguez ayer a eso de las 5:37 p.m. en su hogar localizado en la calle Almendro de la urbanización Sombras del Real en Ponce.

Cuando llegaron los patrulleros para atender la querella encontraron el cadáver de la mujer en la planta baja y a la vez escucharon pasos en el segundo piso mientras se cerraba una puerta.

El teniente Herminio Ramos, quien es el comandante del Distrito de Yauco, fue el negociador y al resultar infructuosos sus acercamientos para que se entregara, el personal de la unidad especializada de SWAT irrumpió en el lugar y lo pusieron bajo arresto a eso de las 9:00 p.m.

Acevedo Rodríguez fue transportado hasta el hospital San Lucas en Ponce ya que se había autoinfligido varias heridas cortantes en el cuello y las muñecas. Su condición es de cuidado.

La mujer conoció al individuo hace seis años en la red social Badoo y estaba desempleado, era ella quien mantenía el hogar. No tenía hijos.

El crimen fue investigado por el agente Fernando Tarafa y el fiscal Miguel Alameda Rodríguez.