Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Grietas y tremendo susto

Por Sandra Torres Guzmán / Para Primera Hora 03/12/2019 |11:45 p.m.
El gobernador Ricardo Rosselló aprovechó su visita ayer a Guayama para inspeccionar la escuela Juan Alemañy Silva, una de las afectadas por el movimiento de tierra de ayer. (Twitter)  
Fuerte el remezón en el sur de la Isla deja al descubierto la falta de preparación

GUAYAMA. El gobernador Ricardo Rosselló urgió reevaluar los planes de construcción en el país tras el temblor de magnitud  4.61, registrado en la mañana de ayer al sur de la Ciudad Bruja.

Asimismo, señaló que no se reportaron daños mayores, con excepción de una pared que se cayó en el Hospital Menonita de Guayama y algunas grietas registradas en la Escuela Manuel Martín Monserrate de Santa Isabel.

“Ciertamente, es una preocupación por lo que pudo haber pasado. Recordarán cuando hicimos la cumbre de respuesta (Primera Cumbre de Preparación y Respuesta ante Emergencias y Desastres), establecimos que no queríamos solamente estar listos para un huracán, sino para un temblor y un terremoto, o sea, que la reconstrucción va en esa dirección, pero es un recordatorio de que Puerto Rico está muy cercano a una falla y que debemos estar preparados para este tipo de temblor o uno más grande”, reconoció el mandatario.

“El compromiso es utilizar los recursos para la reconstrucción con el nuevo código de construcción, entre otras cosas, para que sea uno que pueda aguantar este tipo de embate y nos permita salvar vidas. Parte del trabajo que se está haciendo con FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) es una aportación por sector para poder invertir en planteles de la manera que amerita”, manifestó el gobernador.

 
Grabaron el temblor en Guayama durante un juego de pelota

Familiares y amigos gritaron desde las gradas cuando la tierra comenzó a sacudirse. Mira las imágenes.

Rosselló insistió en que “hay muchos planteles escolares viejos que no están a código”.

Las expresiones del mandatario surgieron durante su visita a Guayama, donde se entregaron 300 vales de Sección 8 y Títulos de Propiedad. Luego, inspeccionaría las áreas afectadas por el movimiento telúrico, junto al alcalde Eduardo Cintrón.

“Hasta el momento, no han reportado ningún incidente, salvo una pared que se cayó en un hospital y un plantel escolar sufrió una serie de grietas”, apuntó Rosselló.

Momentos de tensión 

En Santa Isabel, unos 266 estudiantes y personal de la Escuela Intermedia Manuel Martín Monserrate desalojaron el plantel tras sentir el remezón.

La acción fue parte del protocolo de seguridad durante el episodio que afectó emocionalmente al menos a tres estudiantes, los que luego se integraron al resto de la matrícula en el exterior del edificio.  

Aunque los daños reportados fueron menores, el temblor agrietó seis áreas de la estructura inspeccionada por el Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico y la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres. 

Allí se registraron grietas en una de las rampas, en el baño exterior, el salón de artes industriales, una de las columnas del comedor escolar, otra en la oficina de terapias, una de las vigas que se separó de la pared del pabellón, entre otras que ya eran existentes.

Sin embargo, los estudiantes continuaron con el calendario académico, ya que la situación no tuvo mayores consecuencias.

“Tan pronto pudimos enviar a los estudiantes y velar por la seguridad de ellos, enviamos una maestra para que llevara el mensaje a través de las redes sociales, para que los padres supieran que todo estaba marchando bien, que no había ningún riesgo”, estableció la directora Aida G.  Santiago Arocho.

“Tres estudiantes empezaron a llorar y cuando los maestros los identificaron, lo que hicieron fue cogerlos por las manos y según iban en el desalojo se les iba hablando, pero rápidamente se ajustaron”, agregó la directora escolar.

En tanto, el sargento Aderman Cotto, del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, confirmó que la mayoría de las grietas eran existentes, ya que no encontraron partículas de cemento, ni de otros materiales en los lugares reportados.

“Lo que sí es que se acentuaron más (las grietas). Por ende, decidimos que como son lugares aislados, en lugares pequeños, acordonamos el área, le recomendamos a la directora que esa área no se utilizara ni recibiera estudiantes ni personal hasta que un ingeniero certificara que la estructura estaba apropiada para recibir personas”, explicó Cotto.

“Podemos ver en las manchas de agua que eso era una grieta que estaba, porque si podemos ver por fuera, no se amarró con el otro salón cuando se construyó en un principio”, reveló Cotto al mostrar las grietas en los baños exteriores.

Cabe destacar que las áreas agrietadas corresponden a estructuras que se construyeron hace menos de diez años, pues el plantel antiguo quedó intacto.

Según Cotto, no se reportaron más incidentes en Santa Isabel a raíz del temblor. 

“Solamente en los centros Early Head Start de Quintana, porque el personal entró un poco en pánico con lo que sucedió. Ellos estaban reunidos y muchos no habían tenido la experiencia de estar en un segundo piso y recibir el movimiento de tierra, y estaban un poco aturdidos”, resaltó el funcionario del Cuerpo de Bomberos.

Mantén la calma y recuerda: 

La Cruz Roja recomienda seguir estos consejos para prepararte al momento de un sismo o terremoto:  

-Escoge un lugar seguro en cada habitación, debajo de una mesa resistente, de un escritorio o contra una pared interior, donde nada pueda caerte nada encima.

-Ensaya el agacharte, cubrirte y agarrarte, al menos dos veces al año.

-Agáchate debajo de un escritorio o mesa resistente, agárrate y protege tus ojos apretándote la cara contra el brazo. Si no hay una mesa o un escritorio cerca, siéntate en el piso contra una pared interior alejada de ventanas o muebles altos que pudieran caer sobre ti. 

-Enséñale a tus hijos estos preparativos.

-Reúne a tu familia para definir de forma participativa el plan de emergencia en caso de un sismo, así como las rutas para evacuación de la vivienda.

-Elige un contacto familiar que resida fuera de la zona para facilitar la comunicación en caso de que las líneas telefónicas estén saturadas o no funcionen.

-Fija con tornillos los muebles altos a la pared.

-Al momento del sismo, mantén la calma. No salgas corriendo, evita el pánico puede ser tan peligroso como el terremoto.

-Luego del movimiento de tierra, verifica el estado de tu casa o lugar de trabajo antes de reingresar. Si observas grietas, muros inclinados o escuchas crujidos o ruidos de rompimiento no entres hasta que sea seguro hacerlo.

-Si estás atrapado, avisa mediante gritos, ruidos, pitos o si te es posible a través de tú teléfono celular.

-Verifica si están funcionando los teléfonos o celulares, y  úsalos por periodos cortos.

Si estás en capacidad de hacerlo, aplica los primeros auxilios a las personas lesionadas.

Prepara tu equipo

-Ten listos varios suministros en caso de  desastres, tanto  para el hogar como para el auto que incluya:

-Equipo de primeros auxilios y medicamentos esenciales.

-Comida enlatada y un abrelatas.

-Copia de documentos importantes y dinero en efectivo de diferentes denominaciones.

-Por lo menos, tres galones de agua por cada persona.

-Recuerda que es sumamente importante prepararse para un evento inesperado, como lo es un terremoto. Habla con los tuyos sobre las medidas a adoptar.

Regresa a la portada

Tags

temblor