Preocupación porque no se cumple con población sorda

Por Nydia Bauzá / [email protected] 09/03/2019 |11:45 p.m.
Durante el evento en el Senado, un intérprete se señas la comunicaba a la audiencia sorda las letras de las canciones. ([email protected])  
Ley 136 de 1996 dispone un intérprete de señas en cada agencia del Gobierno

El senador por el distrito de Ponce, Nelson Cruz Santiago, presentará legislación para que se haga cumplir la Ley 136 que ordena a las agencias públicas tener intérpretes de señas, así como para hacer un “censo criollo” que determine cuántas personas hay con problemas auditivos y dónde están en Puerto Rico.

Agregó que colocará próximamente en Guayanilla una escultura en homenaje a la comunidad sorda, monumento al que le asignó $25,000 del presupuesto de su oficina legislativa en el Capitolio.

Cruz Santiago, quien defendió el desembolso de este dinero para la escultura, aunque reconoció que “hay unas prioridades”, planteó que la obra artística creará sentido de pertenencia en la comunidad y promoverá el desarrollo económico. 

“El récord legislativo lo dice y en las aportaciones siempre buscamos algo que nos identifique como cultura en mi distrito”, expresó el senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), quien aclaró que ha asignado dinero para festivales y otros eventos culturales.

El escultor Edgar Vega, quien también lo acompañaba, explicó que la obra la hizo mediante la técnica de bronce fundido; tiene medidas de 36 pulgadas de alto y 36 pulgadas de ancho.

“La escultura de la que estamos hablando es de amor y conseguí una fundación que va a donar el símbolo de paz”, indicó Vega sin entrar en detalles de cómo será la obra de arte.

El senador PNP agregó que asignó $38,000 a la fundación Go Gogo Pediatric Institute cuyo presidente Ulises Clavel Fontánez, anunció que en diciembre próximo comenzará un proyecto piloto denominado Telemedicina para atender a la comunidad sorda, garantizándole la confidencialidad de la Ley Hippa.

“Vamos a tener el primer proyecto de medicina para la comunidad sorda, sin tener la intervención de nadie más, proyecto piloto que arranca en Ponce, y además lo tendremos en otras comunidades”, afirmó Clavel Fontánez.

Añadió que el paciente sordo tendría una pulsera mediante la cual se accederá a su récord electrónico.

Cruz Santiago aseguró que no se cumple con la Ley 136 de 1996, que dispone que todas las agencias gubernamentales provean un intérprete para que asista a las personas con impedimentos auditivos que le impidan comunicarse oralmente.

Destacó que es necesario “hacer un censo puntual que nos ayude a depurar los que existen hoy” con problemas de audición.

Trajo a colación que el censo federal de 2010 determinó que en Puerto Rico hay unas 150,000 personas sordas.

“Este censo nos dio una idea, pero lo importante es que sepamos dónde están estas personas”, sostuvo el senador, quien agregó que en este censo de 2010 “hubo personas que no se registraron porque (la encuesta) era por correo y mucha gente no envió de vuelta la información”.

“Somos sobre 150,000 sordos. Aquí en Puerto Rico, desde hace mucho tiempo, la comunidad sorda ha sido rezagada y por eso es que este año queremos hacer organizaciones y alianzas con diferentes personas”, reclamó el presidente de la Federación de Sordos de Puerto Rico, Edgardo Figueroa, quien espera ver el plan de la gobernadora Wanda Vázquez Garced para atender a este sector de la población.

Antes de la conferencia de prensa, Cruz Santiago encabezó un homenaje a líderes de la comunidad sorda de todo el país, entre ellos, artesanos, músicos, comerciantes e intérpretes de señas.

Regresa a la portada