Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

José Juan Barea no podrá jugar en el Premundial

08/12/2009 |04:19 p.m.
Barea fue operado en junio de su hombro izquierdo y esperaba que fuera dado de alta antes de iniciar el Torne Premundial. (Archivo)  

Quería jugar,  pero no lo dejaron.

Los Mavericks de Dallas les pusieron freno ayer a las intenciones de José Juan Barea de vestir el uniforme de Puerto Rico en el Torneo Premundial de las Américas.

Según confirmó el propio jugador, la organización de Dallas le prohibió jugar en el importante certamen porque aún no se ha recuperado por completo de su operado hombro izquierdo.

“Ésta es la peor noticia que me han dado. Estoy devastado. Yo quería jugar”, confesó Barea al conversar con Primera Hora vía telefónica desde Dallas, donde fue evaluado por los médicos de los Mavericks.

Barea fue operado en junio pasado del ligamento labrum de su hombro izquierdo. El mayagüezano sufrió molestias en su hombro en la parte final de la temporada y la gerencia de los Mavericks entendió prudente corregir la lesión antes de comenzar la próxima temporada.

Barea confiaba en que podría recuperarse antes de comenzar el Premundial, que arranca el próximo 26 de agosto en el coliseo Roberto Clemente, pero necesitaba el visto bueno de los médicos del quinteto enebeísta, el cual no recibió el martes.

“Hablé con los médicos y con mi coach (Rick Carlisle) ayer (martes) y me dijeron que no podíamos arriesgarnos, que todavía no he sanado por completo. Aún así, regresé hoy (ayer) a ver si los convencía de que me dejaran jugar, pero me explicaron que aunque me estoy recuperando bien, hay ligamentos pequeños internos que todavía no han sanado completamente”, manifestó Barea, de 25 años, quien en la temporada pasada en la NBA promedió 7.8 puntos, 3.4 asistencias y 20.3 minutos de juego.

“Es bien difícil para mí. El equipo nunca me ha dicho que no a nada. Pero esta vez, me dijeron que este año va a ser importante para mí (en Dallas), que lo mejor era   no arriesgarme a un mal golpe o algo así. No puedo hacer nada. Tengo que hacer lo que me digan”, subrayó el canastero boricua con cierto dejo de resignación.

Según explicó Barea, es la primera vez desde que tenía 16 años que no puede jugar en el verano en Puerto Rico.
“ Eso era parte de mi preparación para cada temporada en Estados Unidos. Ahora me cambia todo”, subrayó.

De esta forma, Puerto Rico queda desprovisto de uno de los tres armadores regulares de la plantilla nacional y el único representante boricua en el baloncesto de la NBA.

Carlos Arroyo y Filiberto Rivera permanecen en el cuadro  de la Selección, mientras el técnico Manolo Cintrón tendrá en sus manos la difícil tarea de escoger entre un tercer armador para cubrir la ausencia de Barea u optar por un escolta anotador  adicional que pueda asumir el rol de armador en situaciones específicas.

Barea, por su parte, regresará a la Isla mañana, viernes, y retomará los ejercicios por su cuenta, aunque aseguró que estará al lado del equipo en el Premundial.

“Sigo entrenando en Puerto Rico. Y empecé a hacer pesas y ejercicios y voy a estar con los muchachos aunque sea para apoyarlos”, señaló el fogoso jugador.

“Sé que Carlos (Arroyo) y Filiberto (Rivera) podrán hacer el trabajo y que no habrá problema por ese lado, pero no deja de ser frustrante”, sentenció.

Puerto Rico será el anfitrión del Torneo Premundial de las Américas del 26 de agosto al 6 de septiembre,  que contará con la participación de diez países del hemisferio, incluyendo Argentina, Brasil, República Dominicana y Canadá, entre otros, y que otorgará cuatro plazas para el Mundial 2010 que se celebrará en Turquía.