El excanastero del Baloncesto Superior Nacional (BSN) y del Equipo Nacional de Baloncesto, Nathan Peavy, fue nombrado el jueves como nuevo dirigente de los Salt Lake City Stars, quinteto de la G-League de la NBA afiliada a los Jazz de Utah.

Peavy fue el asistente del dirigente Martin Schiller durante los pasados tres años. Schiller dejó el equipo hace un mes para ir a dirigir al Zalgiris Kaunas de Lituania en la Euroliga.

“Me siento muy emocionado, agradecido y honrado de poder continuar guiando a este equipo, ahora como dirigente em propiedad”, dijo Peavy durante una rueda de prensa virtual. “Me siento orgulloso de ser parte de la base de lo que hemos estado construyendo aquí por los pasados años y ya estoy ansioso de comenzar a prepararnos para la próxima temporada”.

Peavey jugó solamente tres temporadas en el BSN en las que militó con los Vaqueros de Bayamón, los Atenienses de Manatí y los Cariduros de Fajardo, ya que las lesiones de rodillas las cirugías le restaron mucho tiempo de juego.

Tendrá que llenar unos zapatos grandes, pues Schiller fue seleccionado como el Dirigente del Año de la G League para la pasada temporada.

Sobre lo que aprendió en el BSN y con el Equipo Nacional, Peavey dijo que “viniendo de Puerto Rico y tras haber jugado con el Equipo Nacional, esa experiencia me ayudó en mi carrera como dirigente a relacionarme a jugadores de todo el planeta. Los Jazz también tienen cierta historia con Puerto Rico ya que Carlos Arroyo estuvo aquí. Así que creo que es hasta cierto punto irónico que ahora yo esté aquí, porque yo tuve mi última temporada con Carlos (en Fajardo, 2017) y luego llegué aquí como asistente. Es irónico pero a la vez es un gran sentimiento. Y el sentir el apoyo de Puerto Rico es un sentimiento enorme, y lo aprecio”.

Peavy lució los colores del Equipo Nacional. Aquí aparece en el repechaje preolimpico FIBA de baloncesto del 2012 en Venezuela.

Aceptó a preguntas de periodistas que “Puerto Rico tiene muchos dirigentes excelentes y yo conecté con muchos de ellos. Manolo Cintrón, Flor Meléndez y por supuesto Julio Toro. Toro es por mucho el dirigente más memorable que haya tenido. Tengo muchos recuerdos con él especialmente porque ganamos el campeonato con Bayamón (2009). Pero el resto de ellos son muy buenas personas y buenas mentes de baloncesto. Y aprecio el haber tenido la oportunidad de haber jugado bajo ellos”.

Peavey, de 35 años, inició su carrera en la dirección de equipos junto a Schiller en la campaña 2017-18.