¿LeBron James en su décima final de la NBA frente al equipo con el cual ganó sus primeros dos campeonatos de la liga?

Este escenario luce como el más probable entre los cuatro equipos finalistas de los playoffs que juegan en la “burbuja” de Walt Disney World en Orlando, que escenificaría una final inédita entre los Lakers de Los Ángeles y el Heat de Miami.

Al quinteto de “South Beach” le restan tres victorias para completar una parte del pronóstico luego de derrotar en tiempo extra 117-114 a los Celtics de Boston en el primer encuentro de la final de la Conferencia del Este en la jornada del martes. Hoy jugarán el segundo juego.

Los Lakers chocarán contra los aguerridos Nuggets de Denver a partir de mañana en la final del Oeste.

Para mí, Miami debe ganar (su serie ante Boston). Es un equipo sólido y completo. De jugadores de rol y experiencia. Tienen un buen closer con Jimmy Butler y un entrenador probado con Erick Spoelstra. Tienen una ofensiva agresiva que saber mover muy bien la pelota

-Nelson Colón / Entrenador de los Vaqueros de Bayamón en el BSN

Aunque la serie entre el Heat y los Celtics luce a que puede extenderse hasta el máximo, el dirigente de los Vaqueros de Bayamón en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) Nelson Colón, seleccionó a Miami para coronarse en el Este por primera vez desde 2014.

Jimmy Butler y el Heat despacharon en las previas series a Filadelfia y al equipo de mejor récord en la liga, los Bucks de Milwaukee.

“Veo una serie bien cerrada y sólida, de buenos planteles con rotaciones de ocho a nueve jugadores. Para mí, Miami debe ganar. Es un equipo sólido y completo. De jugadores de rol y experiencia. Tienen un buen closer con Jimmy Butler y un entrenador probado con Erick Spoelstra. Tienen una ofensiva agresiva que saber mover muy bien la pelota”, indicó Colón.

El Heat, que terminó quinto en el Este en la temporada regular, viene de tumbar a los favoritos Bucks de Milwaukee en las semifinales y de barrer a los Sixers de Filadelfia en la primera ronda.

La integración de un jugador Todo-Estrella como Butler ha devuelto relevancia a Miami, dejando atrás la sombra del tridente estelar de James, Dwyane Wade y Chris Bosh a principios de la década pasada. Spoelstra, el segundo técnico con más tiempo en el puesto en una organización detrás de Gregg Popovich con los Spurs de San Antonio, ha dirigido un elenco joven rayando en la perfección.

Durante la postemporada, Miami tiene seis jugadores que promedian 10 puntos o más en Goran Dragic (21.9), Butler (21.6), Bam Adebayo (16.4), el novato Tyler Herro (14.3), Jae Crowder (13.7) y Duncan Robinson (10.1). En la banca pueden apostar a jugadores experimentados como Andre Iguodala —otrora Jugador Más Valioso de la final de 2015 con los Warriors de Golden State— Kelly Olynyk y Kendrick Nunn.

“Veo a Miami con una ventaja por su experiencia. Iguodala y Spoesltra saben a lo que se enfrentan, con un equipo que tiene una rotación más amplia. No podemos menospreciar el equipo de Boston. Tienen a tres jugadores grandes en Jayson Tatum, Jaylen Brown y Marcus Smart, pero su rotación es más corta, además que al equipo le cuesta mucho cerrar los desafíos. Le ponen presión a Tatum, con tan solo 22 años. Kemba Walker no ha sido consistente. No es lo mismo que estar en Boston que en Charlotte. Ha sido inconsistente”, analizó Tony Ruiz, exdirigente del BSN.

Los Celtics construyeron ventajas el martes sobre el Heat de 13 y 14 puntos para verlas borradas. En los segundos finales del tiempo extra, Tatum tomó la responsabilidad y decidió donquear el balón para empatar el encuentro, pero fue denegado por un tapón de Adebayo.

No podemos menospreciar el equipo de Boston. Tienen a tres jugadores grandes en Jayson Tatum, Jaylen Brown y Marcus Smart, pero su rotación es más corta, además que al equipo le cuesta mucho cerrar los desafíos

-Tony Ruiz / Entrenador de baloncesto

Frente a la serie de siete juegos frente a los Raptors de Toronto, Boston —en su tercera final de conferencia en los últimos cuatro años—

dejó escapar delanteras de 12 tantos en el séptimo y sexto juego, de 10 puntos en el tercer encuentro, y de ocho entrando al último cuarto del segundo desafío.

Jayson Tatum es el principal jugador de unos Celtics que se han visto incapaces de cerrar juegos en los playoffs, pese a que aún así sacaron de carrera a los campeones defensores Raptors de Toronto. (Mark J. Terrill)

Aunque el trío de Boston no ha decepcionado, Ruiz apuntó que la inconsistencia de Walker puede ser el factor determinante de la serie. El martes tuvo 19 tantos frente al Heat en su debut en una final de conferencia.

“Es la desventaja de Boston. Por primera vez, Walker tiene su primer turno al bate en unas finales de conferencia”, comentó. “Es necesario que suba un poco más su nivel. Creo que puede hacer un esfuerzo con mayor confianza”, agregó Colón.

Lakers deben ganar

En el Oeste, los Lakers lucen favoritos y no deben tener mayores complicaciones contra unos Nuggets que han superado los pronósticos con dos remontadas de 3-1 ante el Jazz de Utah en la primera ronda y los Clippers de Los Ángeles en las semifinales, primera vez en la historia de la NBA que un equipo lo hace en la misma postemporada.

"Entiendo que en la que manera que han dominado, adaptándose al “small ball” de Houston para dominarlos y apagando el fuego de los Trail Blazers, no deben tener problemas. Cuando los equipos cambian el ritmo de serie en serie, se ponen difíciles y los Lakers están en ese ritmo", declaró Colón.

Para Ruiz, el descanso prolongado de los Lakers, quienes eliminaron en cinco juegos a los Rockets en semifinales, puede pasar factura en el primer choque contra unos calientes y confiados Nuggets.

Nikola Jokic, de los Nuggets de Denver, y su entrenador Michael Malone han demostrado tener los quilates para superar todo pronóstico en el que no son considerados como capaces de ganar una serie. (USR_PMU)

“Aunque el descanso le viene de maravilla a los Lakers, puede ser una carga. Lo veo 50-50. Pueden llegar al primer juego descansados y dominan, o el relajamiento de la semana los saca de ritmo para tardar en recuperar el ritmo. Denver es un equipo joven y me sorprende con todo lo que ha pasado. No le resto méritos. Están jugando espectacular y todo puede pasar”, dijo Ruiz.

Los Lakers —primera vez en una final de conferencia en una década— perdieron los primeros duelos contra Portland y Houston, respectivamente, para luego ganar cuatro consecutivos y avanzar a la final.