Miami. La estrella de la NBA LeBron James se unió a otros atletas y artistas afroamericanos en “Más que un voto”, una iniciativa para recaudar fondos para que exprisioneros de Florida puedan pagar sus multas judiciales, un requisito nuevo para que puedan registrarse y votar.

Por los menos 1,400 exreos de Florida recobraron en 2018 el derecho al voto a través de una enmienda, pero una ley aprobada en 2019 por el Congreso de Florida, de mayoría republicana, y firmada por el gobernador Ron DeSantis, condicionó la inscripción para votar al pago de deudas de corte pendientes.

"Nuestra prioridad en este momento es combatir la represión sistémica y racista de los votantes educando, energizando y protegiendo a nuestra comunidad en 2020", señala la página de "Más que un voto", cuando se aproximan las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

“Más que un voto”, establecido por James y otros atletas a raíz de la muerte en mayo pasado del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minesota, donará 100,000 dólares para ayudar a pagar las deudas pendientes de los exprisioneros, detalló este viernes el portal Politico.

"Somos atletas y artistas negros trabajando juntos", agrega la iniciativa, que entregará los recursos a la Coalición para la Restauración de los Derechos de la Florida, la impulsora de la enmienda en 2018.

Ese plebiscito abrió la puerta para que los exreos pudieran votar, en su gran mayoría afroamericanos de escasos recursos y con multas pendientes, que ni el mismo sistema carcelario tiene claro, según las declaraciones durante el juicio contra Ron DeSantis por imponer esos pagos.

Udonis Haslem, del equipo Miami Heat y otro de los impulsores de "Más que un voto", señaló que el sufragio no debe depender de "si puede o no pagar para ejercerlo", detalló Politico.

Aunque el juez Robert Hinkle falló este año a favor de los votantes al considerar “ilegal” la ley, el gobierno de DeSantis apeló la decisión ante una corte de Atlanta, proceso que aún está pendiente. Por otro lado el Tribunal Supremo de EE.UU. decidió el pasado 16 de julio no influir en el proceso y no revocó un fallo contrario a los electores de una corte menor.

La Enmienda 4, que obtuvo en Florida más del 64% de aprobación, restauró el derecho al voto de aquellos reos que completaron sus condenas sin incluir a aquellos que cometieron crímenes violentos como asesinatos o delitos sexuales.

Florida, que aporta 29 votos electorales del total nacional de 538 del Colegio Electoral de las presidenciales, es un estado reñido y clave en esos comicios.

Joe Biden, virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, aventaja en Florida al presidente Donald Trump por un promedio de 7 puntos en las encuestas de opinión, según el portal especializado Real Clear Politics.