El Baloncesto Superior Nacional (BSN) suspendió en la noche del sábado a cuatro jugadores y a dos de esos les incluyó una multa como resultado de la reyerta suscitada el viernes en la noche en la Arquelio Torres Ramírez de San Germán durante el choque de cuartos de final entre los Atléticos y los Cangrejeros de Santurce.

En un comunicado, el BSN dijo que “lamenta los hechos ocurridos”, “repudia los actos de todos los involucrados” y “pide disculpas por la situación de inseguridad que se vivió en el Coliseo Arquelio Torres”.

Tras examinarse múltiples videos y tomar declaraciones del incidente, preliminarmente se suspendió por un juego y se le puso una multa de $3,000 al importado Rondae Hollis-Jefferson, de los Atléticos, por agredir a Dixon Oviedo, de los Cangrejeros, e iniciar la reyerta. Oviedo fue suspendido por un juego por agredir a Jefferson.

Además, Darius Morales, de los Cangrejeros, fue suspendido por un juego y multado por $3,000 por agredir a los jugadores Ángel Álamo y Goree Venable González, de los Atléticos. Venable González recibió un juego de suspensión por agredir de vuelta a Morales.

De acuerdo con el comunicado, el proceso de investigación sobre incidentes relacionados a fanáticos, personal de las franquicias y otros jugadores continúa su curso. Estas determinaciones se anunciarán próximamente.

“Los equipos activos en la postemporada reforzarán el personal de seguridad para completa tranquilidad de nuestros fanáticos y familias, limitarán el acceso a la cancha y el BSN asignará con un oficial adicional dedicado a la supervisión del partido en curso”, se lee en el parte de prensa.