A LeBron James le tomó solo un año para regresar a una final de la conferencia de la NBA. Y para estar presente por novena vez en las últimas 10 oportunidades, el astro tiene que darle las gracias a Anthony Davis e invitarlo a comer taco los martes más a menudo.

La estelar dupla retornó a los Lakers de Los Ángeles a la final del Oeste por primera vez en una década, equipo que en la noche de hoy martes esperan por el resultado del séptimo juego la semifinal entre los Clippers y los Nuggets de Denver para conocer su próximo rival.

La sequía se hubiera extendido si la franquicia no hubiera logrado el canje por el centro titular el pasado julio, más cuando el primer año de James en el quinteto de Hollywood terminó en fracaso.

Los Lakers están en la final de la Conferencia del Oeste gracias a Anthony Davis. Punto

-Tony Ruiz

El factor Davis revivió el mote del “showtime” de los Lakers, quienes terminaron primeros en la Conferencia del Oeste en la temporada regular y ahora está más cerca de conquistar el decimoséptimo campeonato la la tradicional organización.

Por más que los elogios estén puestos en James, candidato para su quinto premio de Jugador Más Valioso, debe repartir los méritos con Davis.

“Los Lakers están en la final de la Conferencia del Oeste gracias a Anthony Davis. Punto”, expresó Tony Ruiz, exdirigente del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

La llegada de Anthony Davis a Los Ángeles para esta temporada ayudó a rescatar al equipo de una década nefasta para su historia. (Mark J. Terrill)

“Solo no podía lograrlo. Es la realidad. La gente puede estar aplaudiendo y comentando lo que hace LeBron pero sin Davis no estuviera donde están. Sin él, hasta ya estuvieran eliminados. Davis es un complemento, un anotador puro, que le hacía falta a James, que ahora no tiene que cargarse tanto y puedo rendir en cancha”, agregó.

Para ser justos, el éxito de los Lakers depende completamente la dupla estelar. Uno no puede vivir sin el otro.

En lo que va de postemporada, Davis tiene una eficiencia en cancha (PER) de 31.88, seguido por un 20.60 de James. Las diferencias también son mínimas en porcentaje de puntos y rebotes. Davis acumula medias de 27.6 y 10.9 rebotes por juego en 34.9 minutos por partidos, mientras que James tiene 26.6 y 10.3 en 34.2 minutos.

En la NBA, nadie gana solo. Nadie tiene la capacidad de llevar solo a un equipo a una final de conferencia. Ya viste lo que le pasó a Giannis. El mismo Davis en Nueva Orleans, por más saludable y joven que fuera, no pasaba de primera ronda

-Nelson Colón

James sí es líder absoluto en asistencias en el equipo con 8.8, mientras que Davis -finalista al premio de Defensa de Año- domina en la pintura en tapones (1.5).

En los 10 partido que han jugado en la postemporada, Davis tiene seis en los cuales finalizó con la mayor cantidad de puntos por los Lakers, mientras que James tiene cuatro, tres finalizando con 30 puntos o más.

“Se ayudan mutuamente. Son un dúo súper incómodo. Si vemos las estadísticas, su combinación de puntos superan la dupla de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal”, indicó Ruiz.

Para justificar que ningún jugador estrella pueda cargar solo a un equipo de la NBA, Nelson Colón, técnico de los Vaqueros de Bayamón en el BSN, puso como ejemplo la decepción de los Bucks de Milwaukee, eliminados en la semifinales del Este por el Heat de Miami, y a un Giannis Antetoukoumnpo- vigente JMV- que se vio sin la ayuda de un canastero de su nivel a su lado para alcanzar el siguiente nivel de los playoffs.

“Para tener un equipo contendor, necesitas los jugadores, Los Lakers tienen dos súper estrellas y los jugadores secundarios. Solo se juega tenis y se boxea. En la NBA, nadie gana solo. Nadie tiene la capacidad de llevar solo a un equipo a una final de conferencia. Ya viste lo que le pasó a Giannis. El mismo Davis en Nueva Orleans, por más saludable y joven que fuera, no pasaba de primera ronda. Tenerse James y Davis los ayuda a subir su nivel para lograr lo que han logrado hasta la fecha”, analizó Colón.