El lesionado jardinero de los Yankees Aaron Judge no puede practicar todavía swings ni lanzamientos, y se conforma con hacer trabajo de gimnasio en busca de estar listo para cuando la pandemia de coronavirus permita inaugurar la temporada.

Judge no jugó un solo duelo de pretemporada por una molestia en el músculo pectoral y en el hombro derecho. El dolor se agudizaba cuando intentaba batear.

El 6 de marzo, los Yankees informaron que el pelotero, Novato del Año 2017 en la Liga Americana, había sufrido una fisura en la primera costilla derecha. Probablemente, la lesión se produjo la campana anterior, cuando Judge se zambulló para atrapar una pelota.

“Aaron está todavía en la fase en que debe sanar ese hueso de la costilla, y creo que será evaluado de nueva cuenta en unas semanas, incluso tomando otras imágenes de esto para ver si ha seguido sanando esa costilla”, dijo el manager Aaron Boone el miércoles, en una conferencia telefónica. “Él ha sido capaz de entrenar en gimnasio, haciendo muchos ejercicios con la parte baja de su cuerpo. También puede hacer algunos levantamientos por encima de su cabeza”.

La semana pasada, Judge reveló que había sufrido también un pulmón colapsado, aunque aseveró que se había recuperado de ese problema. Comentó que la lesión ocurrió probablemente en el intento de aquella atrapada.

“Pero es algo imposible de saber con seguridad”, indicó.

Judge figura entre 10 jugadores que han permanecido en el complejo de pretemporada de los Yankees en Tampa,