Caguas. Para Alex Cora, los días se convirtieron en semanas y, eventualmente, en meses de espera para saber el resultado de la investigación que realizó la oficina del comisionado de Major League Baseball (MLB) sobre un presunto esquema para robar señales cuando dirigía a los Red Sox de Boston en el 2018, año que ganaron la Serie Mundial.

Cora era consciente de que recibiría un castigo por su participación en el escándalo que manchó la reputación de los Astros de Houston por haber implementado un sistema para descifrar los lanzamientos de los pitchers contrarios y, luego, transmitirlos a los bateadores de la novena golpeando un zafacón en el dugout.

Desconocía cuán severo sería, pero estaba preparado para lo peor.

Estoy esperanzado de volver a un dugout, creo que sí. Todos vieron lo que pasó en el 2018. Lo que se hizo fue sumamente especial. La gente le puede restar méritos por lo que salió en el reporte, pero está en ellos. Sé lo que puedo hacer

-Alex Cora

El ahora exdirigente de los Red Sox cumple con una suspensión de un año. Cora sostuvo que fue un proceso agotador, pero aseguró que está listo en la eventualidad que surja una oportunidad para regresar a un dugout.

Alex Cora, a la izquierda, hizo sus expresiones al acompañar al alcalde de Caguas, Willam Miranda Torres, a la derecha, a entregar unos cheques de bonificación a los empleados del Departamento de Reciclaje y Saneamiento del municipio. (David Villafane/Staff)

Estoy esperanzado de volver a un dugout, creo que sí. Todos vieron lo que pasó en el 2018. Lo que se hizo fue sumamente especial. La gente le puede restar méritos por lo que salió en el reporte, pero está en ellos. Sé lo que puedo hacer”, dijo Cora durante un encuentro con los medios después de asistir al alcalde de Caguas William Miranda en la entrega de unas asistencias económicas a 50 empleados municipales.

Tan pronto se hizo público el informe el pasado abril, Cora asumió la responsabilidad de lo que ocurrió mientras era coach de los Astros.

“Es cuestión de pagar el precio. Hace cinco o seis años, el villano más grande era Alex Rodríguez, ahora es una de las personas más vistas en el negocio. Todos merecemos una segunda oportunidad. Que me la den, es cuestión de ellos (las organizaciones). Sé que estoy preparado. Cometí un error en el 2017 y estoy pagando”, indicó.

Cora desconoce si los Red Sox le han cerrado las puertas para regresar en alguna capacidad.

“Es una pregunta para ellos”, sostuvo. “No puedo tener comunicación”.

La salida de Cora de Boston ocurrió a pesar de que MLB no había completado la pesquisa sobre ese equipo.

“Entendí que era imposible esperar que la investigación saliera a sabiendas de que íbamos a estar bien porque estaba positivo. Pero la distracción por lo que había ocurrido en el 2017 no era justo para la organización, para los jugadores. no era justo para mi familia. Se hablaron todas las posibilidades y se me hacía bien difícil estar es un spring training y que les preguntaran a los peloteros”, afirmó.

Cora mencionó que está dispuesto a enfrentar las constantes preguntas en la eventualidad de que esté laborando nuevamente en las Mayores.

“Me estoy preparando para eso. Lamentablemente, estoy en esta situación; no estoy orgulloso. Si me dan la oportunidad de una entrevista, por ahí es que comenzará y hay que ser genuino, decir las cosas como las vi, como las vio el comisionado (Rob Manfred) y de ahí veremos lo que pasa”, concluyó.